Fracking o extracción de “shale gas”: ¿la nueva gran amenaza ecológica?

fracking-diarioecologia

Polémica perforación de gas de esquisto se detuvo en espera de investigación en la posible conexión con temblores” fuente: THE INDEPENDENT.

La noticia es de junio de 2011, pero el asunto es de rabiosa actualidad. Parece (aún no creo que haya nada demostrado) que esta técnica del “fracking” o fraccionamiento de la roca de pizarra a grandes profundidades con el fin de obtener el gas, puede ocasionar contaminación acuífereos subterráneos y temblores de entre 1 y 3 en la escala de Richter . Pero vayamos adentrándonos en el tema para un mejor conocimiento:

En Estados Unidos, esta forma de extracción es ya prioritaria y están obteniendo un gran rendimiento aunque no sepamos a que coste medioambiental. La deseada independencia energética del país puede más que cualquier otro argumento. Y ahora veamos en que consiste:

El gas de esquisto, también conocido como gas Pizarra, diferente del aceite de esquisto, y también llamado en inglés como “shale gas”, es una forma de gas natural que se extrae de terrenos donde abunda el esquisto. El gas de esquisto se encuentra en los esquistos arcillosos sedimentarios, aunque el interior rocoso del esquisto presenta baja permeabilidad. Por ende, para la extracción comercial de dicho gas, es necesario fracturar la roca hidráulicamente.
Atrapado a bastante profundidad, confinado en grandes bloques de rocas sedimentarias arcillosas originadas por la acumulación de material orgánico, se esconde un gas natural clasificado como no convencional. Es el shale gas -traducido al español como gas pizarra o, más correctamente, gas esquisto-, que ha despertado grandes expectativas en el sector energético mundial, después de que el comienzo de su explotación en Estados Unidos haya reducido a la mitad los precios del gas en su mercado nacional. “Si EE.UU. cubre parte de sus necesidades energéticas con gas pizarra y deja de demandar tanto gas convencional, al caer la demanda, el precio del gas caerá”.
Y como EE.UU. tengamos en cuenta que el resto del mundo seguirá su ejemplo. La pizarra es una roca muy “democrática” y de amplia distribución mundial. La que se avecina es a tener en cuenta para los productores de siempre.

¿ Cómo se extrae?

A partir de los pozos abiertos para explotar el gas convencional, se perfora en horizontal a lo largo del bloque rocoso que contiene el gas esquisto. Las paredes de esas perforaciones se cubren con cemento para aislarlas de los acuíferos y del terreno. A través de esas conducciones horizontales se introduce una válvula que rompe el cemento y las rocas con pequeñas detonaciones eléctricas. Después, se inyectan entre 4 y 10 millones de litros de agua, mezclados con arena y aditivos que permiten mejorar la suspensión de los granos arenosos en el agua. Ese líquido se cuela hasta la última fractura abierta en la roca, cargándose con el gas confinado. Esa mezcla vuelve a salir al exterior. Los granos de arena introducidos con el agua se quedan encajados en las grietas y las mantienen abiertas para que el gas pueda seguir escapando de las rocas.

Así pues, mantengámonos a la expectativa porque esto puede marcar un antes y un después, pero no solo en los mercados, puede que (ójala no) también en el ya golpeado medio ambiente.

Via: El muy recomendado blog Planeta en Peligro


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?