Ecuador propone impuestos globales por producción de petroleo para mitigar cambio climático

impuesto

La imposición de impuestos globales a países exportadores y grandes consumidores de petróleo fue una de las propuestas realizadas por el presidente Rafael Correa de Ecuador en la conferencia ‘Proteger la Tierra y Dignificar al Ser Humano’, organizada en el Vaticano por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Santa Sede.

A su regreso a Ecuador luego de participar en el evento y reunirse con el papa Francisco para ultimar detalles de su visita al país andino en julio, el mandatario expuso en una rueda de prensa que estos “impuestos globales” consisten en que los países exportadores y grandes consumidores de petróleo paguen tasas que servirían para compensar y ayudar a naciones pobres.

“Estos ingresos servirían para desarrollar nuevas tecnologías para mitigar el cambio climático y para ayudar a países pobres a enfrentar sus consecuencias”, aseveró el jefe de Estado.

En la conferencia de la ONU que buscaba discutir el tema para aportar con insumos a la Cumbre del Clima de París en diciembre y a la encíclica papal sobre el cambio climático que será publicada en junio, el presidente Correa además se refirió a la “nueva injusta división del trabajo” que a decir del mandatario es un tema vanguardista que no ha sido discutido.

Explicó que los países desarrollados producen conocimiento, ciencia y tecnología que incluso podría aportar a combatir el cambio climático. Sin embargo, se imponen “barreras institucionales” que impiden que ese conocimiento pueda ser accesible de forma masiva, lo que obedecería a “intereses de lucrar”.

“Cuando se consumen bienes ambientales se destruye a la naturaleza, se genera cambio climático”, pero cuando se copia un software que podría ser un bien de libre acceso debido a las restricciones se puede llegar a obtener penas de cárcel.

“Esos bienes no rivales de consumo como los softwares por ejemplo, maximizan bienestar social. Ese bien ya creado debería estar en las manos de la mayor cantidad de personas, pero no se hace eso por lucrar, por la supremacía del capital sobre los seres humanos”, cuestionó.

Además, el primer mandatario se refirió a la propuesta ecuatoriana ya realizada en anteriores foros sobre cambio climático que consiste en que por “emisiones netas evitadas”, los países puedan recibir una compensación; por ejemplo al sustituir la generación de energía de termoeléctricas por hidroeléctricas o compensaciones económicas por dejar el petróleo bajo tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba