El cambio climático y las conferencias

Una Conferencia más, sobre el Cambio Climático. 10.000 participantes de 192 países. En Poznan. Mientras tanto, existe un Protocolo de Kyoto, firmado en 1997 y para cuya ratificación los más importantes países se tomaron su tiempo, de modo que entró en vigencia recién en 2004. Los principales contaminadores del mundo están exentos: China, porque es «subdesarrollado» y no puede poner en peligro su desarrollo, sigue quemando carbón, aunque construye a gran velocidad docenas de centrales nucleares.
Los EEUU, porque cuesta demasiado dinero cambiar las tecnologías para que sean menos contaminantes. Es preferible que la humanidad se enfrente con el mayor peligro para su subsistencia en toda su historia y prehistoria, a gastar dinero. Cito al Sr. Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, a su vez citado por Ovando: un argumento muy poderoso para actuar de inmediato: «Hemos recibido alertas de los economistas confirmando que no mitigar el cambio climático impondrá costos significativos para la economía. Demorar la acción ahora solamente hará las acciones del futuro más costosas». Lo que importa, es el Dios Dinero, y mientras se conferencia de a 10.000 expertos en Poznan, los glaciares se siguen derritiendo, y mentras que se constata que los objetivos de Kyoto – llegar en 2010 a emitir un 5% menos que en 1990 – ya son reconocidamente insuficientes, en España (es un ejemplo) desde que adhirió a Kyoto, las emisiones han AUMENTADO más de un 50%.

Según Ovando, «La organización internacional Intermon Oxfam hizo público un informe que estima necesarios al menos 50.000 millones de dólares anuales para financiar la adaptación al cambio climático de los países en vías de desarrollo, cifra que aumentará si el calentamiento global es superior a dos grados.» Sólo los EEUU gastan anualmente 8 veces esta suma en armamentos. El señor que se preocupa por la economía no se detiene a pensar que lo que no cierra es todo el modelo de despilfarro. Imaginemos 2500 de Chinos e Indios queriendo vivir como en EEUU – tienen derecho a tener dos autos 4×4 por familia: es el modelo de vida que los medios nos muestran a diario como deseable. Y muy bueno para los negocios.

Señores de Poznan: ¿cuando nos daremos cuenta de que estamos suicidándonos y asesinando a la Tierra entera, que trata de adaptarse como puede, a un costo que no podemos ni imaginar?
Como es probable que los límites de la estabilidad ya hayan sido superados – dada la inercia de los sistemas atmosféricos y marinos – el sistema climático global terminará colapsando a un costo imposible de imaginar. Según muchos, ya es demasiado tarde y la catástrofe es inevitable. ¿A dónde nos llevará? Mientras tanto, que sigan las reuniones en los salones del Titanic… ¡ay! perdón: quise decir en los de Poznan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba