El lunes sin carne

El ex beatle Paul McCartney es un vegetariano convencido desde hace mucho tiempo. Y muestra de esto es que se ha sumado a una campaña internacional que recomienda que la gente renuncie algún día de la semana al consumo de carne para combatir el cambio climático.

El objetivo de la campaña es reducir las emisiones de gas invernadero producido por el ganado, que contribuyen de modo significativo al peligroso calentamiento del planeta. A la campaña “Meat Free Monday” (Lunes sin carne) se sumaron entre otros famosos el presidente de la discográfica Virgin, Richard Branson, así como el cantante de Coldplay Chris Martin y el actor de Hollywood Kevin Spacey.

Según Naciones Unidas, el sector ganadero es responsable de cerca del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero, a los que se culpa del calentamiento global. Esa cantidad es mayor de la que se atribuye a la industria de transportes.

Comer menos ternera, cerdo o pollo se defiende a menudo como un método de reducir esas emisiones.

Paul McCartney:

Creo que muchos de nosotros nos sentimos indefensos frente a los retos medioambientales, y puede ser difícil saber cómo distinguir entre los consejos de lo que podemos hacer para aportar una contribución significativa para (tener) un mundo más limpio, más sostenible, más sano.

Tener un día sin carne a la semana es en realidad un cambio significativo que todo el mundo puede dar, que llega al centro de muchos aspectos políticos, medioambientales y éticos importantes a la vez.

Así, no sólo afecta a la polución sino también a una mejor salud, al tratamiento ético de los animales, al hambre en el mundo y al activismo político y de comunidades.

El lunes sin carne de McCartney


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?