El uso de polimeros podria ser la clave para fabricar paneles solares ultrabaratos

polimero

Recolectar la energía directamente de la abundante radiación solar utilizando células solares, emerge cada vez más como un componente fundamental de la futura estrategia global de la energía. Pero todavía resulta un desafío el dominio de las energías renovables. Son necesarias infraestructuras de grandes dimensiones y altos costos. Pero esto podria cambiar gracias a un estudio realizado por científicos, de las universidades de Sheffield y Cambridge, quienes usaron las instalaciones del Laboratorio Rutherford Appleton (del STFC) en Oxfordshire, Reino Unido, para llevar a cabo la investigación y demostrar que usando métodos simples y baratos de fabricación, mediante los cuales se depositan capas de material en forma de películas flexibles y adherentes sobre grandes áreas, es viable obtener células solares lo bastante eficientes.

El estudio abre el camino para establecer nuevas técnicas industriales de fabricación de paneles solares y promete avances notorios en el sector de la energía solar. Las células solares hechas de plástico (polímero), son mucho más baratas de producir que las células solares convencionales de silicio, y tienen la ventaja de que se pueden fabricar en grandes cantidades sin dificultad.

Los resultados del estudio muestran que cuando se aplican sobre una superficie ciertas mezclas complejas de moléculas disueltas, dichas moléculas tienden a distribuirse entre la superficie y el fondo de la capa de un modo que maximiza la eficiencia de la célula solar resultante.

Los resultados obtenidos por el equipo de Andrew Parnell (de la Universidad de Sheffield) aportan datos nuevos y esclarecedores sobre cómo pueden fabricarse a gran escala paneles solares ultrabaratos para el uso doméstico y el industrial.

En vez de usar caros y complejos métodos de fabricación para crear una nanoestructura específica de semiconductores, podría usarse un sistema de «impresión» a gran escala, para producir películas nanométricas de células solares más de mil veces más finas que un cabello humano.

Estas películas podrían emplearse en paneles solares ligeros, fáciles de transportar y rentables.

Via: Noticias de la ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba