El zunzuncito, el pájaro más pequeño del mundo, pone huevos del tamaño de un grano de café

Sólo ligeramente más grande que el insecto del que toma el nombre, el colibrí abeja pesa no más de dos gramos y pone huevos del tamaño de granos de café. Es oficialmente el ave más pequeña del mundo.

El colibrí abeja es extremadamente pequeño incluso para un colibrí, tanto que la gente a menudo lo confunde con una abeja real cuando la ven revoloteando sobre las flores. Pero este diminuto volador no sólo parece un insecto, sino que también compite con ellos por los recursos. Es el resultado de un fenómeno que los científicos llaman «enanismo isleño», en el que ciertas especies tienen problemas para competir con especies más grandes por los recursos, por lo que se hacen cada vez más pequeñas a lo largo del tiempo evolutivo para evitar quedarse sin alimento y empezar a competir con otras categorías de organismos.

Bo Dalsgaard, ecologista de la Universidad de Copenhague, explica el tamaño del colibrí abeja como consecuencia del enanismo de la isla. Aparentemente, la mayoría de las islas del Caribe siempre tienen dos o tres especies de colibríes, una grande y otra pequeña, y Cuba no es diferente, sólo resulta ser el hogar del colibrí más pequeño del mundo. Comparte este hábitat con el colibrí esmeralda, que crece a más del doble de su tamaño.

Según Wikipedia, los colibríes abeja macho tienen una longitud media de 5,5 cm, mientras que las hembras sólo son ligeramente más grandes. Estas aves pesan menos de una moneda de diez centavos y construyen nidos del tamaño de una moneda de 25 centavos. Sus diminutos huevos son del tamaño de granos de café. Cuando anidan, las hembras mantienen a los machos alejados de los huevos, ya que sus brillantes plumas pueden atacar a los depredadores. Incluso se sabe que las hembras se detienen primero en algún lugar cerca del nido, esperan unos momentos para asegurarse de que no haya ninguna amenaza, y sólo entonces regresan a los huevos.

Los colibríes abeja pueden vivir hasta 7 años, significativamente más que otros colibríes, pero actualmente están clasificados como «casi amenazados» de extinción, en parte por la pérdida de hábitat, pero también por el cambio climático y las fuertes tormentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba