Este diciembre se iluminará con la más espectacular lluvia de estrellas. No te lo pierdas

0001geminidas

La lluvia de meteoros Gemínidas, que ‘bañará’ el cielo este mes de diciembre, es uno de los fenómenos astronómicos más esperados del año. Se trata de una de las lluvias de estrellas fugaces más apreciada por su abundancia.

La espectacular lluvia de meteoros Gemínidas surcará los cielos desde el 4 al 17 de diciembre, alcanzando su punto álgido en la noche del 13 al 14 de diciembre, cuando se podrá apreciar una mayor cantidad de meteoros por hora. Según la revista ‘Muy Interesante’ se calcula que se podrán avistar alrededor de 120 estrellas por hora si el cielo se encuentra despejado.

Este año la Luna estará en su fase de luna nueva (fase en la que nuestro satélite no refleja luz) lo que facilitará la contemplación del espectáculo astronómico. La lluvia de meteoros comenzara desde la constelación Géminis, de la que toman su nombre, y se mantendrá por encima del horizonte durante toda la noche.

Según la revista, los meteoros, generados por pequeños granos de polvo de apenas unos milímetros de espesor, llegarán a la atmósfera de la Tierra a una velocidad de 35 kilómetros por segundo, incinerándose a unos 80 kilómetros sobre la superficie terrestre.

El asteroide Faetón es el responsable de esta lluvia de estrellas. Con un diámetro de más de 5 kilómetros, este peculiar asteroide es conocido como ‘hijo del Sol’, ya que tiene una inusual órbita que lo acerca al Sol más que cualquier otro asteroide.

 

Consejos para ver la lluvia de meteoros

Como siempre, te recordamos algunos consejos que aumentarán tus posibilidades de ver las Gemínidas:

  • Aléjate de la luz. Eso significa alejarse de las grandes ciudades y zonas de contaminación lumínica. Cuanta menos luz, mejor.
  • Si hay nubes o mal tiempo, no verás nada. Si el cielo está parcialmente despejado, localiza una zona sin nubes para intentar ver la lluvia de estrellas.
  • Llévate tumbona. Es la mejor forma de observar este fenómeno, tumbado en el suelo, en una hamaca o tumbona. Y nada de prismáticos o telescopios, la velocidad a la que van las estrellas y el escaso espacio visible que atraviesan hacen que lo mejor sea observarlas a simple vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba