Estudio con cámaras ocultas confirma que los animales más pequeños y los insectívoros son los primeros en desaparecer

El primer estudio fotográfico global de mamíferos con cámaras trampa, logró documentar 105 especies con cerca de 52 mil imágenes, provenientes de siete áreas protegidas de América, África y Asia.

Las fotografías revelaron momentos de variedad de animales, desde un ratoncito hasta el elefante africano, además de gorilas, pumas, osos hormigueros y hasta cazadores furtivos.

El análisis de los datos fotográficos ayudó a los científicos a confirmar una conclusión que, hasta ahora, se manejaba mediante estudios locales descoordinados: las pérdidas de hábitat y las reservas más pequeñas tienen un impacto directo y perjudicial sobre la diversidad y la supervivencia de las poblaciones de mamíferos.

Los impactos se aprecian en menor diversidad de las especies y menor variedad de tamaños corporales y dietas. Se ha observado que los animales más pequeños y los insectívoros son los primeros en desaparecer. Confirmar esta información resulta esencial para anticiparse a su extinción antes que sea demasiado tarde.

Los resultados fueron publicados en el artículo Estructura comunitaria y diversidad de mamíferos tropicales: datos de una red global de cámaras trampa en el periódico Philosophical Transactions de la Royal Society.

Se investigaron áreas protegidas de Brasil, Costa Rica, Indonesia, Laos, Surinam, Tanzania y Uganda, lo que lo hace no sólo el primer estudio de mamíferos con cámaras trampa a nivel global, sino también el más importante. Para recoger los datos, se colocaron 420 cámaras, lo que representa una cada dos kilómetros cuadrados, durante un mes, en cada lugar.

Después de recopilar las fotos, los científicos determinaron que las áreas protegidas más grandes y las selváticas continuas tienden a poseer tres atributos similares: mayor diversidad de especies, mayor variedad de tamaños de animales, incluidas poblaciones de mamíferos grandes y mayor variedad de dietas entre esos animales insectívoros, herbívoros, carnívoros y omnívoros.

Rescatamos de esta investigación dos hallazgos fundamentales. Primero, las áreas protegidas importan: cuanto mayores sean las áreas selváticas en que viven, mayores son la cantidad y la diversidad de especies, tamaños y tipos de dieta. Segundo, algunos mamíferos parecen más vulnerables a la pérdida del hábitat que otros. Los insectívoros, como osos hormigueros, armadillos y algunos primates, son los primeros en desparecer, mientras que otros, como los herbívoros, parecen ser menos sensibles.

1 comentario en “Estudio con cámaras ocultas confirma que los animales más pequeños y los insectívoros son los primeros en desaparecer”

  1. Pingback: Estudio con cámaras ocultas confirma que los animales más pequeños y los insectívoros son los primeros en desaparecer | Noticias de ecologia y medio ambiente | UrsulaSola's Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba