[FOTOS] ¡Hasta la muerte! Las despiadadas luchas de perros

PELEAS-PERROS-CHINA-1

Los hacen pelear hasta la muerte por un paquete de cigarrillos y un tazón chino, tradiciones que no entiendo como pueden entretener a alguien. Son una tradición arraigada en el norte de China, donde celebran así la llegada de la primavera. Cada vez más cuestionadas, activistas buscan que el Estado las prohíba.

“Un entretenimiento necesario en una parte aislada del país”. Así justifican los organizadores la realización de estas cruentas batallas a muerte entre perros.

Cientos de personas se reúnen alrededor de las jaulas que contienen a las fieras. Vivan, arengan y gritan enardecidos, mientras los perros se matan.

Son seis días consecutivos de peleas, que están abiertas a cualquiera que se presente con un perro. El ganador de cada combate se lleva un paquete de cigarrillos y un tazón chino.

Lo cierto es que no violan ninguna normativa, ya que la República Popular no tiene legislación contra el maltrato animal, a diferencia de la mayor parte del mundo occidental. Lo único que está prohibido es hacer apuestas.

Por eso distintas organizaciones que velan por los derechos animales están pugnando para que el Estado se decida a terminar con estas vejaciones. Por el momento, están perdiendo la batalla.

 

PELEAS-PERROS-CHINA-2

El entrenamiento de un perro destinado a pelear tiene dos partes: la psicológica y la física. Ambas son de una dureza extrema.

Psicológicamente, se busca fomentar la agresividad del perro todo lo posible, para que sea fiero en el combate. Para lograr este estado mental, lo primero es desquiciar al animal. Se les encierra durante horas en pequeños cubículos a oscuras, se les golpea, se les pincha, se les araña, se les somete a situaciones de mucho estrés. También se utilizan drogas, especialmente anfetaminas, para conseguir este estado. Se droga al perro hasta hacer que se vuelva adicto, y luego se le corta el suministro, para volverlo más irascible y violento. Cuando el perro está debilitado, se le enseña que la manera que tiene de resarcir su autoestima es peleando contra otros perros. Es ahí donde entra en juego la figura del sparring. Los sparring son perros que se utilizan para entrenar al perro luchador. Suelen ser más pequeños o menos fieros que el perro que se quiere entrenar, para que los vaya venciendo y se vaya creciendo.

En el plano físico, se busca que el perro desarrolle al máximo su mordida y su resistencia física. Para ello se recurre a técnicas como atarlos a coches para obligarlos a correr a gran velocidad, colgarlos de ruedas de coche que el perro muerde y dejarlos así durante horas, colocarlos en una especie de noria para que corra hasta quedar exhausto, etc.

 

PELEAS-PERROS-CHINA-3

PELEAS-PERROS-CHINA-4

PELEAS-PERROS-CHINA-5

 

La pelea: matar o morir

Las peleas suelen ser en la modalidad matar o morir, por lo que la vida de estos perros no suele durar más allá de las 4 o 5 peleas. Las peleas duran como promedio casi una hora y a menudo más de dos horas. El lugar suele ser una especie de cuadrilátero de unos 16 metros cuadrados, delimitado por paredes de madera y con el suelo de cemento o moqueta.

Una vez se da comienzo a la pelea los animales son liberados y se abalanzan uno contra el otro como dos locomotoras. El primer impacto es brutal y los canes ruedan por el suelo con las mandíbulas entrecruzadas mientras pequeños hilillos de sangre que brotan de sus fauces tiñen de púrpura el suelo del recinto. A menudo son obligados a pelear varias veces (a pesar de estar seriamente heridos).

En estos espectáculos el público los pincha con objetos afilados para que sigan peleando y los “amos” del animal suelen rociar con productos tóxicos a su perro para que el rival merme su potencial al mezclar el compuesto químico con la saliva. Esta conocida trampa ha hecho que los perros sean lavados antes de las peleas como medida de precaución, y para evitarlo, algunos embadurnan de vaselina al cánido para que el agua no haga ningún efecto.

Los entrenadores consideran que lo mejor es hacerles pasar mucha sed y no darles agua, ya que así sangran menos cuando los enganchan. Si su can no es despedazado, sus heridas, como navajazos humanos, serán cosidas en vivo. Los combates terminan cuando uno de los perros no es capaz de continuar luchando o ha muerto.

Además del maltrato que un perro recibe como “entrenamiento” y en las propias luchas, los perros utilizados en estos acontecimientos a menudo mueren por la pérdida de sangre, deshidratación, agotamiento, desgarros, ojos arrancados, mutilaciones o por infección, aún días después de la pelea.

Si sobreviven a las heridas de la pelea, y nos son considerados aptos para otra nueva pelea porque están muy maltratados o heridos, acaban siendo arrojados a la calle para que mueran, son estrangulados, tiroteados o electrocutados.

 

PELEAS-PERROS-CHINA-6

PELEAS-PERROS-CHINA-7

 

Estos animales nunca han recibido cariño por parte de sus entrenadores, sólo les han enseñado a matar para seguir con vida, por lo que su socialización requiere más dedicación y entendimiento cuando son salvados de estas mafias. En las perreras se pueden ver muchos perros de peleas, y si para el resto de perros estar allí es una sentencia casi segura de muerte, para estas razas es mayor ya que son incomprendidas y temidas, cuando en realidad son maltratadas y utilizadas; meros instrumentos de negocio para satisfacer la crueldad humana.

Que opinas?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba