Expertos alertan que México sufre ya los efectos del calentamiento global en zonas estratégicas

mexico cdambio climatico

Con las metas actuales de reducción de gases de efecto invernadero, la temperatura promedio del planeta aumentará dos grados centígrados, lo que provocará la crecida de los mares hasta en un metro de altura.

Por: Ernesto Méndez
En este escenario, según estimaciones del Instituto Nacional de Ecología (INE), en menos de un siglo desaparecerán sitios emblemáticos de México como Cancún, Quintana Roo, que a partir del 29 de noviembre será sede de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 16).

Como este destino turístico, también podrían «borrarse del mapa» islas, lagunas costeras y esteros que son ecosistemas muy vulnerables ante los efectos del calentamiento global.

Con estas previsiones en la elevación del nivel del mar, el agua penetraría hasta 30 kilómetros en zonas del Golfo de México, en estados como Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

En un periodo de menos de 100 años, el nivel del mar va a subir alrededor de un metro, lo que será suficiente para una gran penetración de agua de mar y una contaminación salina de mantos acuíferos.

Los compromisos internacionales vigentes no son suficientes para cambiar el futuro del planeta y menos de México, donde el cambio climático ya es una realidad.

La silueta del país se está modificando por el aumento del nivel del mar y la erosión costera que genera esta crecida. Realmente México es un país que por sus condiciones geográficas sufrirá todos los impactos del calentamiento global.

Áreas frágiles

En los lugares más vulnerables al cambio climático se encuentran las Áreas Naturales Protegidas (ANP), que albergan gran parte del capital natural del pais, conformado por genes, ecosistemas, animales y plantas.

Esta situación cobra su verdadera dimensión si se considera que las ANP aportan a México aproximadamente 20 mil millones de pesos al año en servicios ambientales (agua, bosques y conservación de suelos).

Hasta ahora, se han descrito 1.8 millones de especies en el mundo y se calcula que nos faltan 12 millones más por conocer.

Se trata de de genes, flora y fauna que podría tener utilidad industrial, aprovecharse como alimento o materia prima para la elaboración de medicamentos, como la planta veracruzana conocida como barbasco, que es la madre de la píldora anticonceptiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba