Happy Feet 2: una pelicula con un mensaje ecológico

happyFeet2

La película advierte sobre el calentamiento global ante los constantes peligros de deshielos que perjudican a la comunidad pingüina y al mundo, revaloriza las distintas especies y da su clásico mensaje de solidaridad, concreción de los buenos sueños, necesidad del sentimiento de grupo y entorno familiar.

Nuevamente estamos en un mundo de pingüinos. En la bella Antártida, donde Mumble, el «profesor de baile» de la primera de la serie, formó su hogar. Ahora es Erik, su algodonoso hijo, el que motiva la atención de la historia, al que el baile no le satisface, menos el tap y a pesar de ser un tímido, le gusta la aventura. Así aprovecha un descuido de la familia y se escapa con sus primos tras el Don Juan de Ramón, un pingüino latino, enamoradizo y fanfarrón.

El bueno de Erik admira a quien dirige la comunidad pingüina, Sven, un pingüino muy parecido a un tucán, un poco petisón y con colores muy alejados de la identidad pingüina. Además dotado de la facultad de volar. A esta maravilla de elevarse aspira el pequeño Erik, que desafía a su primer gran obstáculo, el elefante marino y aprende la lección de humildad de su padre.

También están los krills como integrantes de la comunidad antártica, uno de los cuales se declara tan aventurero como Erik y tiene también sus aventuras oceánicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba