Indignante!: Zoológico decapita a una cebra y se la da a los tigres [FUERTES IMÁGENES]

0001zoo2

El zoológico de Kristiansand Dyrepark en Noruega se ha visto en el centro de una polémica, luego de que algunos de sus visitantes presenciaran cómo unos tigres fueron alimentados con una cebra decapitada. Los funcionarios del parque admitieron que la cebra fue sacrificada «porque tenían demasiadas», informa ‘Daily Mail’.

El espectáculo, que algunos menores en compañía de sus padres tuvieron que presenciar y que fue considerado «traumático», generó igualmente conmoción en las redes sociales. Uno de los visitantes publicó una imagen de la escena con la siguiente descripción: «Deberían dar un vistazo al área de los tigres hoy. Lo que encontré fue un poco macabro».

Personal del zoológico argumentó, además, que su objetivo era bridar a los félidos una dieta más natural. Sin embargo, y pese a que el acontecimiento fue enérgicamente rechazado, otros consideran que es algo que hace parte del comportamiento natural de los carnívoros y que para nadie es un secreto.
 
0001zoo1

 
En 2014, en un zoológico de Copenhague en Dinamarca, una jirafa fue sacrificada de un tiro, descuartizada ante los visitantes y arrojada a los leones como comida. El macabro espectáculo desató indignación en la sociedad, pero el vocero del zoológico, Stenbaek Bro, argumentó que el parque dio a los padres la oportunidad de decidir si los niños presenciaban o no la operación de despiece del animal.

Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad.
 

jirafa-diarioecologia.jpg

jirafal-diarioecologia

jirafasacrificada644x362-adiarioecologia

 
A pesar de pretender ser lugares preocupados por la preservación de especies, los zoológicos son más bien cárceles de animales. Se cree que los zoológicos tienen un valor educativo, pero lo que enseñan es que es correcto tener animales en cautiverio, sin estímulos, solitarios y lejosde su entorno natural.

Mientras más grande sea el zoológico, más difícil será brindarles la atención y cuidado requeridos. Las ganancias
económicas están por encima del bienestar de los animales. Aunque parezca que cumplen una función educativa sobre la vida de los animales, en un zoológico jamás se podrá observar el comportamiento natural de los animales. Las alas de las aves son cortadas para que no puedan volar, los animales acuáticos no tienen suficiente agua, y los que generalmente viven en manadas o grupos sociales, son mantenidos en soledad o a lo mucho, en parejas. Sus prácticas habituales de cazar y reproducirse se ven alteradas e incluso eliminadas. Los animales están confinados, no tienen privacidad, y por la falta de estímulos y el espacio tan reducido en que se los mantiene, desarrollan comportamientos neuróticos denominados “zoocósis”. La mayoría de los animales en los zoológicos no están en peligro de extinción pero tampoco podrían ser reinsertados en sus habitats pues se han acostumbrado a ser alimentados.

Si lo que nos interesa es preservar especies, entonces hemos de proteger el habitat donde viven. En lugar de apoyar a los zoológicos, debemos apoyar a grupos que trabajen para proteger los habitas naturales de los animales. Hemos de apoyar también a santuarios que rescatan animales de circos o zoológicos, pero que no los crían o venden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba