Murió Poppy

1_poppy-diarioecologia.jpg

Poppy, declarada la gata más vieja del mundo por el Libro Guinness de los récords, murió a los 24 años.

La mascota, cuya edad equivaldría a 113 años en un humano, falleció a causa de una infección, en Bournemouth, en el sur de Inglaterra.

De acuerdo con lo difundido por el Daily Mail, la gatita nació en febrero de 1990, el mismo mes que Nelson Mandela salió de la cárcel, pero lamentablemente murió tras un problema en las patas traseras y una infección generalizada.

Según el Guinness, el récord de longevidad de un gato lo ostenta Creme Puff, que vivió 38 años y tres días en Austin, Estados Unidos.

1 comentario en “Murió Poppy”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba