Primera base ecológica en La Antartida

base-princesa-isabel-diarioecologia

En la Antártida, el continente más frío del planeta, comenzó a operar la primera estación de investigación libre de emisiones de efecto invernadero.

Sus turbinas, resistentes a vientos de más de 200 kilómetros por hora, y su arreglo de paneles solares buscan demostrar que las energías renovables son viables en cualquier punto del planeta, incluso los más inhóspitos. La estación funciona con una combinación de energías solar y eólica, que recargan las baterías y suministran la electricidad necesaria para el trabajo científico y técnico que realizan los cientificos durante el invierno.
Se trata de la estación Princesa Isabel, que comenzó a desarrollarse hace cinco años con apoyo del gobierno de Bélgica.

En este sitio se impulsarán proyectos de investigación que permitan conocer los efectos del cambio climático en la Antártida, donde la temperatura se ha elevado tres grados centígrados en medio siglo, con diversas repercusiones en el ecosistema.

Además de energías limpias, la nueva estación polar empleará microorganismos, con los cuales tratará el agua de desecho de duchas y aseos, de modo que pueda reutilizarse hasta cinco veces más.
Concretamente, la «Princesa Elizabeth» está en Nunatak Utsteinen, en la Tierra de la Reina Maud. Aunque para entendernos mejor, en la Antártida Oriental.

Se trata de una estación científica que, desmontada y empaquetada en contenedores, para ser transportada en un barco que iba abriendo una brecha sobre una capa kilométrica de hielo hasta el llamado Polo Sur.

El periplo continió por ‘tierra’ -por hielo, más bien-, deslizándose por una basta extesión de suelo congelado de 190 kilómetros antes de llegar a su destino final.

Princesa Elizabeth es especial por un motivo, está construida para reducir la huella ecológica de los científicos que la habitarán. Es decir, intenta evitar que la presencia humana ensucie la Antártida. Y esto lo consigue porque está construida con materiales diseñados para ahorrar energía y porque solo usa fuentes renovables, la solar y la eólica. Así asegura la electricidad y la calefacción de la estación científica de forma limpia, sin contaminar.

La Fundación Polar Internacional ha sido la encargada de construir una instalación que tiene capacidad para albergar a 16 cientifícos. Ahora ellos estudiarán los cambios del clima

Una estación científica única

1 comentario en “Primera base ecológica en La Antartida”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba