Reciclan sujetadores y trajes de baño para fabricar aislantes acústicos

La cultura del reciclaje ha llegado a los escaparates de las tiendas, convirtiéndose en una prioridad social para la preservación del medio ambiente. Al tradicional contenedor amarillo para los envases de plástico; el azul para el papel y cartón, y el verde para el vidrio se le suma ahora otro depósito en el que poder echar trajes de baño o ropa interior.

Dos tiendas en España, disponen de un contenedor exclusivo en el interior de los locales con el que han despertado el interés de los compradores por el reciclaje. Estos comercios llevan a cabo sendas campañas que ofrecen descuentos en trajes de baño y sujetadores a cambio de sacar del armario y entregar una prenda vieja.

Según Laura Calavera, responsable de la recién abierta tienda Calzedonia, «la iniciativa ha sido bien recibida entre los compradores que acuden a la tienda. Muchos de ellos ya tienen conciencia de lo que supone reciclar y no les importa hacerlo también con la ropa». Reutilizar tiene su recompensa en forma de descuentos para poder adquirir prendas nuevas en las mismas tiendas. En el caso de Calzedonia, las promociones son cinco euros de rebaja en la compra de un bikini o bañador de mujer; tres euros en un bañador de hombre y dos euros en la ropa infantil.

El único inconveniente que encuentran algunos clientes es que los descuentos no son acumulables, ya que si el comprador trae más de un traje de baño pero sólo compra uno nuevo, únicamente tiene derecho a un descuento correspondiente al tipo de prenda que compre.

Por y para el medio ambiente

Los sujetadores reciclados y también los trajes de baño reutilizados, serán utilizados para producir paneles de aislamiento y absorción sonora capaces de reducir cualquier tipo de contaminación acústica y garantizar así una excelente reducción del ruido en el rendimiento de cualquier edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba