Solar Mems, sistema de iluminación solar que funciona como un girasol

heliostats5

Andalucía, en España tiene entre 2.600 y 2.800 horas de sol al año, con un gran potencial de aprovechamiento, por esta razón de las entrañas de la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Sevilla ha germinado el proyecto Solar Mems, una empresa con un producto muy innovador. Han desarrollado un sistema de iluminación solar (SIR) que consiste en unos espejos orientables a los que han llamado heliostatos.

¿Cómo funcionan? Exactamente igual que los girasoles: esta curiosa planta, nativa de América y exportada a Europa por los españoles en el siglo XVI, gira a lo largo del día mirando siempre hacia el sol, para aprovechar todas sus radiaciones. Los heliostatos, a través de un sistema de control, y gracias a un sensor solar, giran, de tal forma que siempre reflejan la luz solar al punto deseado, que puede tratarse de un patio o una fachada, con una precisión hasta ahora inalcanzada.

Aún no han cuantificado el ahorro económico de la tecnología al tratarse de nueva creación, pero la luz que refleja este sistema equivale a 1,5 kilovatios (kw) aproximadamente, dado el alto rendimiento de la reflexión de los espejos y la ausencia de conversión de energía, como ocurre con las placas solares comunes.

Los beneficios de este sistema de iluminación innovador, fruto de la I+D+i, a la que la firma dedicó en 2010 más del 80% de su presupuesto, no se limitan a la economía (el coste de un SIR es de 2.100 euros). También mejoran la calidad de vida y de trabajo: Existen numerosos estudios que reflejan las grandes ventajas y los efectos positivos de la luz solar sobre las personas: aumenta el ánimo, la productividad, ofrece sensación de felicidad, dota al ser humano de energía vital, etcétera.

hel

Por: Patricia Ortiz

1 comentario en “Solar Mems, sistema de iluminación solar que funciona como un girasol”

  1. Pingback: Artefactos Iluminacion | Artefactos Iluminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba