Algas y dióxido de carbono, materias primas para producir biocombustible

biofuelsystem

Por Analia Murias. La compañía Bio Fuel System (BFS) inició la producción de petróleo a partir de microalgas y dióxido de carbono (CO2) en una planta piloto instalada en Alicante, España.

Una de las principales ventajas de este sistema artificial de producción de crudo es el precio competitivo que tiene el mercado de combustibles.

Según el impulsor de la iniciativa, el ingeniero francés y presidente de la firma Bernard A.J. Stroïazzo-Mougin, en el proceso se utiliza como materia prima microalgas que son alimentadas con energía solar y CO2.

Otra característica destacada de este proyecto es que durante el proceso productivo se consume el gas causante del efecto invernadero, lo cual es muy beneficioso para el medio ambiente.

Gracias a los precios “tan competitivos” de este proceso iniciado en abril pasado, ya se inició la construcción de las primeras fábricas de producción de oro negro en Carboneras (Almería), la isla portuguesa de Madeira y cerca de Marsella (Francia).

Hasta el momento, el descubrimiento no ha tenido gran difusión porque -según Stroïazzo-Mougin- la idea era corroborar que el sistema fuera viable desde el punto de vista industrial.

El presidente de BFS destacó que el precio de cada barril de petróleo oscila entre los USD 60 y USD 70.

Asimismo, indicó que el subproducto obtenido en este proceso es un gran volumen de ácidos grasos omega 3, de valor comercial creciente en el ámbito alimenticio.

“Ésta es la clave para que el proceso productivo sea rentable. La demanda de omega 3 es creciente, e incluso en Gran Bretaña se plantean financiar su suministro a través del sistema público por su gran impacto en la reducción del colesterol”, añadió el ejecutivo.

El biopetróleo tiene dos grandes ventajas frente a los biocombustibles, como el biodiésel y el bioetanol:

El cultivo de la materia prima no requiere extensiones que compitan con la agricultura dedicada a la alimentación, como ocurre con la soja y la caña de azúcar. Las microalgas se cultivan en unos tubos de metacrilato verticales (fotobiorreactores) y ni siquiera hay que reponer los ejemplares porque se autorreproducen;
La cantidad de CO2 que absorben las microalgas es casi el doble del que luego emitirá el combustible producido al quemarse. La planta de Alicante está directamente conectada a la cementera Cemex y la planta de Carboneras tendrá una conexión similar.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.