El Atlántico, amenazado por la reaparición de una microalga de hace 800.000 años

Basking shark_Sennen6_Andrew Pearson

La ballena gris y un diminuto plancton que es su alimento, llegaron al Atlántico cruzando el Ártico debido a la reducción de la capa de hielo que ha formado un corredor marino por el noroeste. Ambas especies provenientes del Pacífico podrían romper el equilibrio marino de la zona.

Así lo revelan científicos europeos en un informe publicado en la revista “Nature”, en el que señalan que el retorno del plancton, no visto en el Atlántico durante 800.000 años, es un cambio no bien recibido debido al impacto que tiene en la red alimentaria marina.

Neodenticula seminae es una planta microscópica que desapareció del Atlántico Norte hace 800.000 años. Sin embargo, su reaparición en esta zona constituiría la primera migración trasatlántica de los tiempos modernos en lo referente al plancton.

Un cambio geográfico de este tipo puede transformar la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas marinos del Ártico y del Atlántico Norte.

Según la investigación, los científicos creen que la reducción de la capa de hielo permitió que la ballena pasara al Atlántico Norte y desde allí consiguió llegar hasta el mar Mediterráneo.

Las migraciones son un ejemplo de cómo las condiciones producidas por el cambio climático hacen que las especies de muevan o cambien su comportamiento, llevando a modificaciones en ecosistemas que son hoy claramente visibles.

Además del plancton, unos diminutos animales denominados copépodos también están cambiando y amenazan el suministro de alimentos como el bacalao, el arenque y la caballa.

Debido a que las aguas del Atlántico y del Mar del Norte se vuelven más templadas, una variedad del copépodo denominada calanus finmarchicus, una rica y crucial fuente de aceite, es reemplazada por otras variedades más pequeñas y menos nutritivas.

El Atlántico, amenazado por la reaparición de una microalga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba