Energía eólica: un edificio ecológico usará «pelos» para generar electricidad

Soder-Torn-edificio-diarioecologia

Es lo último en arquitectura ecológica, el proyecto Strawscraper. El Söder Torn, uno de los edificios residenciales más altos de Estocolmo (Suecia) usará pelos para generar energía eólica. Eso sí, serán pelos piezoeléctricos, unos dispositivos con la misma forma del pelo natural o de la paja pero capaces de producir electricidad cuando son movidos por el viento.

Mediante el uso de tecnología piezoeléctrica de un gran número de pajitas delgadas puede producir electricidad simplemente a través de pequeños movimientos generados por el viento. El resultado es un nuevo tipo de planta de energía eólica que abre posibilidades de cómo los edificios pueden producir energía. Con la ayuda de esta técnica de superficies en edificios antiguos y nuevos pueden transformarse en entidades de producción de energía.

Además, cuando el movimiento constante de las pajas crea un paisaje ondulado en las fachadas. Lo que se suele considerar como la más estática de todas las cosas, el edificio, de repente se llena de vida y la construcción da la impresión de que es un cuerpo que está respirando. Las pajillas se mecen en el viento proporcionando al edificio una fachada que cambia constantemente reforzado por la noche con la iluminación con el cambio de colores.

Las pajitas de la fachada se componen de un material compuesto con propiedades piezoeléctricas que pueden convertir el movimiento en energía eléctrica. La piezoelectricidad se crea cuando la deformación de ciertos cristales ‘se transforma en electricidad. La técnica tiene ventajas en comparación con las turbinas de viento tradicionales ya que es tranquila y no perturbe la vida silvestre. Funciona a baja velocidad del viento, ya que sólo una ligera brisa es suficiente para que las pajitas comiencen el balanceo y generen energía.

soeder-torn-edificio-diarioecologia

Fuente: Wired

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba