Esta caravana puede parecer rara, pero cuando la veas querrás tener una

Ir de camping se ha convertido en una forma popular, ecológica y económica de pasar nuestras vacaciones, ya sea en tiendas de campaña o al aire libre. NO hay nada como disfrutar la naturaleza para descansar y desconectarse del diario ajetreo de la vida en la ciudad. Poca gente sabe que la popularidad del camping proviene de las famosas excursiones al aire libre de Henry Ford, quien disfrutaba de la compañía de personajes tan ilustres como Thomas Edison o Harvey Firestone.

Estos viajes no solo sirvieron para popularizar las acampadas entre la gente rica, sino también para que Ford vendiera parrillas y carbón vegetal en sus concesionarios, hecho que le sirvió para ligar el concepto de acampada, a la libertad que proporcionaban sus automóviles.

Con el tiempo, fueron surgiendo grandes innovaciones en la materia, como esta caravana o casa rodante, llamada “De Markies”, diseñada por el diseñador y arquitecto holandés Eduard Bohtlingk en 1985. Cuando sus partes se despliegan, se hace evidente de que no se trata de un remolque ordinario.

Unos toldos de vinilo y un mobiliario inteligente plegable, permiten que esta caravana se expanda y se transforme en un concepto de casa completamente revolucionario e innovador. Ambos toldos se pueden subir o bajar, eso dependerá del tiempo que haga.

Podrías pasar unas noches increíbles durmiendo bajo las estrellas en una noche de verano. Además, hay un divisor removible entre las camas que da un poco de privacidad mientras se duerme.

En su interior, todo está pensado para poder maximizar las funciones y minimizar el espacio. Prueba de ello son aparatos tan poco usuales como el combo que es a la vez fregadero y fuegos de cocina y la máquina de café que hace capuchinos.

Si eres de los que aman la acampada, ¿por qué no ir en una Markies como esta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba