Esta playa es considerada la más sucia de Latinoamérica

0001peruplaya2

Lamentable título y todo por obra del ser humano. Carpayo, playa ubicada en el Callao, Perú, es considerada la más sucia de Latinoamérica debido a las toneladas de desechos y residuos sólidos acumulados en ella, a partir de datos recogidos por la última campaña de limpieza realizada por la ONG Vida (Instituto para la Protección del Medio Ambiente) en la que se recogieron 2,8 kilos de basura por metro cuadrado.

En total los voluntarios de la ONG lograron sacar 60 toneladas de desechos, entre plásticos, maderas, tuberías y otros materiales de construcción en apenas tres horas.

“La dejamos limpia, pero al día siguiente había nuevamente basura. Comparamos los resultados con otros lugares donde también se hacen campañas similares, como en Filipinas y Hawái (Estados Unidos), y ninguna tiene la densidad de basura de Carpayo. Es único”, señaló Arturo Alfaro, presidente de la ONG Vida. Esta institución estima que durante el año se pueden llegar a recoger en Carpayo 3.000 toneladas basura.

Alfaro aseguró también que la contaminación de la playa es producto de una falta de responsabilidad por parte de las empresas constructoras y de los Ministerios de Salud y Vivienda por no dar prioridad a una gestión eficiente de los residuos sólidos del país.

 
0001peruplaya3
 
El Instituto del Mar Peruano (Imparme) calculó que la bahía de Lima y del Callao alberga 250.000 metros cúbicos de desechos y basura.

Se estima que hará falta limpiar Carpayo durante 15 años más para que pueda lucir como en sus mejores tiempos, siempre y cuando los limeños dejen de arrojar al mar unos desechos que el océano devuelve tarde o temprano.
 
0001peruplaya


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?