El mayor lago de Centroamérica, un tesoro de agua dulce condenado a muerte

lagonicaragua

Las imágenes son tristes, rompen el alma y todo producto de la desidia de la humanidad, otra prueba mas de los estragos del calentamiento global.

El lago Cocibolca, en Nicaragua, se queda sin agua. Y las consecuencias son visibles.

El lago Cocibolca es el segundo más grande de América Latina por detrás del Maracaibo de Venezuela. Abarca casi el 7% del territorio nacional y es el único que alberga especies marinas como tiburones y peces sierra. Es un enorme estanque que atesora una reserva de agua dulce que podría satisfacer las necesidades de todo el país. Pero ahora sufre el azote de la sequía y la contaminación.

En Nicaragua el cambio climático está golpeando duramente. Una fuerte sequía está ocasionando la pérdida de los cultivos y la reducción de las fuentes de agua para el consumo humano, una situación crítica que ya había comenzado el pasado año con la llegada de el fenómeno climático de El Niño, lo que provocó una situación de emergencia por falta de alimentos. Desde el inicio del período lluvioso, las precipitaciones se redujeron un 50% en comparación con los acumulado en años anteriores. De acuerdo a datos oficiales, esta es la peor sequía que se presenta en 33 años en éste país centroamericano. Asímismo, se produjo un aumento de entre seis y siete grados en la temperatura ambiental.

 

La construcción del canal de #Nicaragua una amenaza de catástrofe ambiental

 

A pesar del magnífico ecosistema existente en la cuenca del lago, de ser un valioso recurso de agua potable y de su gran potencial para el desarrollo del turismo ecológico y sostenible, el Cocibolca puede llegar a colapsar por serios problemas de contaminación que podrían volverse muy graves en un corto plazo si no se toman las medidas necesarias.

 

lagonicaragua1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba