No, el cambio climático no es lo mismo que calentamiento global. Te explico

El calentamiento global, tal y como señala la NASA, es un «calentamiento a largo plazo de la superficie de la Tierra observado desde el período preindustrial (entre 1850 y 1900) debido a las actividades humanas, principalmente a la quema de combustibles fósiles».

Esto, sigue la NASA, aumenta los niveles de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera de la Tierra. El papel de esta molécula en el calentamiento global está más que demostrado, a diferencia de lo que afirma el podcast.

Por su parte, el cambio climático hace referencia al efecto que ese calentamiento global ha tenido en la atmósfera, provocando un aumento de la frecuencia de fenómenos extremos como las olas de calor y de la intensidad de otros como los huracanes e incendios. El cambio climático es pues la alteración del clima y, en este caso, es consecuencia principalmente del calentamiento global, pero también se nutre de otros eventos como la deforestación o la ganadería.

El artículo 1 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, en inglés), celebrada en 1992, lo define como un «cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables».

DOS TÉRMINOS CON DECADAS DE ANTIGÜEDAD

Tal y como destaca la Organización Meteorológica Mundial (WMO, en inglés) la UNFCCC hace una distinción entre cambio climático, que atribuye a las actividades humanas y que altera la composición atmosférica, y variabilidad climática, que se atribuye a causas naturales.

Tanto un término como el otro tienen décadas de antigüedad. Por ejemplo, desde hace más de 170 años la comunidad científica sabe que las partículas de dióxido de carbono que se desprenden de la quema de estos combustibles tienen el poder de atrapar el calor que llega de los rayos del Sol que llegan a la atmósfera, aunque no fue hasta 1975 que se empleó por primera vez el término calentamiento global en una revista científica, en este caso Science.

En cuanto al cambio climático, según la ONU, se habló de este como un problema real actual en 1972 durante la Primera Cumbre de la Tierra celebrada en Estocolmo. En ella se «se advirtió a los gobiernos que tuvieran en cuenta las actividades que podrían conducir al cambio climático y evaluaran la probabilidad y la magnitud de los efectos climáticos».

EL CLIMA ESTÁ EN CONSTANTE CAMBIO 

La invitada al programa también señala que el cambio climático es una palabra vacía de significado porque el clima «está cambiando desde que lo conocemos». Este mensaje es cierto; de hecho, la Tierra ha sufrido congelaciones, como la de hace aproximadamente 20.000 años, y calentamientos como el de hace 55,8 millones de años. Estos fenómenos se explicaban, por ejemplo, por la radiación solar, los ciclos de Milankovitch -cambios en el diámetro de la órbita del planeta o de la inclinación respecto a su eje- o los volcanes.

Por tanto, sí, el clima se ha visto alterado tanto regionalmente como globalmente en numerosas ocasiones a lo largo de la historia del planeta. La diferencia con la situación actual es que el presente cambio climático está experimentando estas variaciones a una velocidad nunca antes observada. Es algo en lo que los científicos del IPCC, la entidad científica líder en la evaluación del cambio climático, llevan más de 20 años insistiendo, ya que los mecanismos que explicaban esos grandes cambios del clima en el pasado, en los que la Tierra sufría enfriamientos o calentamientos masivos no son los mismos que están causando el aumento de temperaturas actual.

Por lo tanto, no se ha cambiado de término para hablar de un mismo problema, como indica la invitada al pódcast. Simplemente son dos conceptos que, aunque están relacionados entre ellos, no significan lo mismo.

Ir arriba