Transformó a su isla en un refugio ecológico y de lujo

papa

Por: Gisele Sousa Días

Renato Sehn heredó esta isla, que hace 38 años valía menos que un auto usado. Hoy es la Ilha do Papagaio, un pedazo de tierra con un patrimonio millonario.

papagaio2

En esta isla de cactus pinchudos, Renato que se considera un ecologista social construyó una posada. Estudió los senderos y entendió que si los recorrían más de 24 personas por día, los lagartos y pájaros iban a desorientarse. Aprendió a reciclar el 70% de la basura, y a premiar a los hijos de los pescadores para que no tiraran al mar el aceite del pescado frito.

ilhadopapagaio18

Para hacerla auto sostenible, construyó 20 chalets, rústicos pero de lujo. La habitación más cara, de esas que están como suspendidas en el mar, cuesta, en enero y para dos personas, $ 1.600 por noche. Por $ 300, se puede pasar el día en este submundo de orquídeas que de tan perfectas parecen artificiales. O vistarla en invierno, cuando se arriman las ballenas.

Y, para que a nadie se le ocurra levantar un hotel que haga doler la vista de tanto cemento, Renato compró una parte de la isla de enfrente. No vive como millonario pero el patrimonio de Papagaio lo es: cree que hoy este paraíso puede valer unos US$ 10 millones.

Brasil Ilha Do Papagaio or Parrot Island at Praia do Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba