Vaticano espera ‘hechos’ y no ‘palabras muertas’ en la próxima Cumbre climática de París

001vatican-pope

«Qué hermoso que a todas las palabras y compromisos se unieran hechos concretos para que el papel no estuviera colmado de palabras muertas, sino de iniciativas absolutamente viables, tangibles y concretas», destacó el observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, el español Fernando Chica Arellano.

En la misión de la Santa Sede ante las agencias de la ONU en Roma, incluida su organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el observador permanente llamó a la comunidad internacional a cooperar y «salir de los intereses particulares para mirar algo tan hermoso e importante como es la cuestión del cambio climático».

Y es que todavía se requiere un esfuerzo extra por parte de los países, cuyas propuestas presentadas hasta ahora no son suficientes, según la ONU, para limitar el aumento de las temperaturas en dos grados centígrados y evitar los peores efectos de ese fenómeno para el medio ambiente.

Semanas antes de que comience la cumbre, el responsable eclesiástico apuntó que «sería bueno» que las personas e instituciones «abandonaran la perspectiva individualista» y se abrieran «a la solidaridad internacional y al amor grande».

En ese sentido, recordó que la Iglesia católica no se ocupa de dar soluciones técnicas a esas cuestiones, que competen a los Estados y regiones, pero sí de concienciar a los distintos actores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba