El extraño y fascinante fenómeno atmosférico del polvo de diamante

snowflake-diarioecologia

Una inusual combinación de frío y humedad ambiental puede crear unos fascinantes cristales de nieve que caen bajo un cielo despejado

Las extremas condiciones climáticas que se registran en las zonas cercanas a los círculos polares de la Tierra son el escenario ideal para contemplar algunos fenómenos meteorológicos capaces de dejar con la boca abierta a todo aquel que los contemple.

El polvo de diamante consiste en una especie de lluvia de pequeños cristalitos de hielo de forma hexagonal que solo se forman cuando se combinan un frío muy intenso, cielos despejados y una cierta humedad atmosférica.

Para la formación de estos cristales no es necesaria que la humedad ambiental sea muy elevada, ya que la responsable es la baja temperatura del aire, que provoca que el vapor de agua presente en la atmósfera se convierta en cristales de hielo que parecen caer de ninguna parte. Este fenómeno recibe el nombre de polvo de diamante porque, al producirse con cielo despejados, cuando es de día y luce el sol, los pequeños prismas de hielo actúan como minúsculos espejos que les confieren el aspecto de pequeños diamantes flotantes.

1_snowflakes-.jpg

Fuente: ABC.es