Francia apuesta por el transporte verde con coches eléctricos compartidos

trafico en paris

Desplazarse en automóvil por París es una pesadilla: tacos de hasta 280 kilómetros y falta de estacionamientos desquician a los conductores. ¿La solución? Primero fueron las bicicletas, y ahora, los vehículos eléctricos. A partir de octubre, París se apuntará a la moda de compartir auto.

La capital francesa pretende reducir con ello el tráfico y cuidar el medio ambiente. Autolib es el nombre de la variante motorizada del préstamo de bicicletas, Vélib, que desde 2007 tienen a su servicio los parisinos en unas 1.500 estaciones.

París espera obtener un éxito similar para sus 3.000 autos eléctricos. “Hasta ahora no hay ninguna metrópoli que ofrezca este servicio de compartir vehículos en una magnitud semejante”, señala con orgullo la web del proyecto.

La pregunta ahora es si los ciudadanos están dispuestos a utilizar estos automóviles eléctricos. La práctica de compartir vehículo apenas se da en Francia: se calcula que sólo lo hacen unos 25.000 franceses, mientras que en países como Alemania la cifra asciende a seis veces más. Actualmente existen en París cuatro empresas que ofrecen un total de 500 autos.

Expertos calculan que un coche para compartir podría sustituir a 15 privados. Y con ello la ciudad espera descargar las calles en un 25%. En las horas punta, el tráfico en París se paraliza y hay tacos de hasta 280 kilómetros. Además, no hay suficientes estacionamientos y los conductores se apretujan.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.