Ayudemos a Arturo, el animal más triste del mundo

1_arturo1.jpg

Arturo ha vivido gran parte de su vida en cautiverio y en un lugar opuesto a su hábitat. No solo porque vivir encerrado en una jaula es antinatural, si no también porque vivir expuesto a temperaturas de 40º en periodo estival es una de las peores situaciones a la que se puede exponer un oso polar.

Con más de 30 años, el animal que vive en un zoológico de Mendoza, Argentina, se encuentra decaído y sin apetito hace una semana, según informaron las autoridades del parque.

“Ha mostrado una disminución en la actividad física, una pérdida de apetito y algunos síntomas de decaimiento, por lo cual estamos todo el equipo veterinario y de cuidadores monitoreándolo constantemente minuto a minuto para definir el cuadro clínico que lo está afectando”, señaló Mariana Carman, directora del Jardín Zoológico de Mendoza.

Carman reconoció: “Este cuadro nos preocupa, estamos haciendo consultas con gente de Argentina y del exterior también”. No obstante, todo indica que Arturo vivirá hasta el fin de sus días en ese lugar, dado que una junta de expertos veterinarios aconsejó que el oso continuara alojado en el zoológico argentino por su avanzada edad.

En 2014, cuando se conoció su historia y sus condiciones de vida eran aún más precarias, se hizo una campaña internacional para trasladarlo a un parque animal de Canadá. En ese tiempo no hubo resultado alguno, menos ahora considerando que un viaje de 15 mil km y 40 horas podría ser letal.

 

1_arturo3.jpg

 

Una petición de Greenpeace para trasladar al oso polar, que ya cuenta con 200 mil firmas, será presentada a la presidenta Cristian Fernández de Kirchner. También se ha formado una página de Facebook para informar sobre su estado y pedir que lo muden de dónde está.

 

0001arturo1

 

Así viven los osos polares en estado natural:

 

0001Polar_Bear_AdF

 

¿Se justifica tener a un animal fuera de su habitat natural?

 

0001polar-bear-cub-on-mom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba