El calentamiento global abre una nueva ruta marítima en el Ártico

barco-artico-diarioecologia

Un carguero chino, el Yongsheng, partió el 8 de agosto del puerto local de Dalian con dirección a Rotterdam, en un viaje que China, gran potencia del tráfico de mercancías, intenta por primera vez a través del Ártico.

La ruta podría convertirse en habitual a mediados de siglo debido al cambio climático.

El barco, de 19,000 toneladas, procedente de la naviera COSCO (la sexta más grande a nivel mundial), espera llegar al puerto holandés en unos 35 días, en lugar de los 48 que requiere la ruta habitual, que enlaza Oriente y Occidente a través del océano Índico y el mar Mediterráneo, con paso obligado por el canal de Suez.

Los expertos ven cada vez más cercano el momento en que el calentamiento global abra totalmente la ruta ártica en verano sin ayuda de los rompehielos, por lo que China, país que tiene seis de los diez puertos con mayor tráfico del mundo, es uno de los más interesados en explorarla.

La segunda economía mundial espera ahorrar, en un futuro, costos de combustible, escalas y las tasas de paso del canal de Suez, así como obtener mayor seguridad durante los recorridos, ya que en los últimos años ha sido afectada por los piratas (concretamente la somalí, en el golfo de Adén).

Las rutas del norte (tanto por el Ártico europeo como por el americano), ya muy habituales en aviación por sus menores distancias, han sido buscadas por marinos de Occidente desde hace siglos, comenzando por Francis Drake en el siglo XVII o James Cook en la siguiente centuria.

Exploradores españoles como Dionisio Alcalá Galiano, Francisco de Eliza o Juan Francisco de la Bodega y Quadra buscaron rutas árticas a través del estrecho de Bering a finales del XVIII, aunque el primero en llegar desde Europa hasta Extremo Oriente por aguas polares fue el sueco Adolf Erik Nordenskiold, en 1879.

China es uno de los países más interesados en el paso del Ártico, sin embargo Rusia también ha apostado fuerte en los últimos años, ya que Moscú planea la construcción de varios puertos en su larga costa septentrional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba