El papel de los residuos solidos en la solucion de problemas ambientales

waste-management

Los problemas ambientales existentes se han convertido en una problemática social, de tal magnitud que está afectando, no solo a un singular gremio de la población, sino que es un tema tan exigente, arduo y abstracto, que afecta e involucra desde, las más sumisas amas de casa, hasta las ciencias más exactas que existen en mundo entero. Uno de estos problemas ambientales, es el de la generación y disposición de los “Residuos Sólidos” , que se emiten diariamente. Como, se sabe, es bastante difícil tomar conciencia y para hacerlo, es necesario mostrar la magnitud del asunto.

Se tratará, entonces, de hacer una amplia descripción, para hacer entender cuán importante es este aspecto. Pretendiendo generar, una conciencia de reutilización y disminución de dichos residuos, ya que el promedio mundial de emisión por persona, se encuentra por encima de un kilogramo diario, cifra bastante elevada, teniendo en cuenta que, en el mundo, hay 6700 millones de habitantes, aproximadamente.

EL PAPEL DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS, EN LA SOLUCIÓN DE PROBLEMAS AMBIENTALES

1. Análisis económico de la generación de residuos sólidos

Los residuos sólidos son hoy un problema creciente, el cual está fomentado por el aumento del consumo de los individuos, ya que, resulta más económico, en términos monetarios, producir nuevos productos, que son de corta vida útil, como los envases y empaques, que reutilizarlos o transformarlos en elementos útiles dentro del mercado.

Con esta situación se genera, una externalidad común, de la cual todos los individuos de la economía son responsables, poniendo de manifiesto la complementariedad entre bienes de consumo y empaques. Esto implica que, la mayor demanda de bienes, conduce a una mayor oportunidad, de generación de residuos sólidos. Esto podría pensarse, como la reversión del principio de Jean Baptiste Say – toda oferta crea su propia demanda- aplicada a la relación entre la producción de bienes y la generación de residuos sólidos. Esto es, que la mayor demanda de bienes, se encamina a mayores oportunidades de negocios para los empresarios en la industria de empaques.

La demanda de bienes, de corta vida útil, la cual es creciente debido a la poca racionalidad de los individuos actuales, en cuanto al problema ambiental, que ha venido generando, en la economía, una oferta preparada para satisfacer las necesidades de todo tipo de empaque imaginado, para cualquier producto, haciendo de la industria que sea tan rentable que el medio ambiente y los volúmenes de residuos sólidos que se generan, no tengan gran importancia desde el punto de vista económico.

En concordancia, con lo anterior, este precepto antes anotado, podría dar un giro más racional si los individuos, que son actuales generadores de dicha demanda, comenzaran a cuestionarse, más por las problemáticas que se vienen, si la situación continúa de esta manera.

Es sencillo explicarlo, desde un punto de vista económico. En este caso, existe un costo de oportunidad, que relaciona, el bienestar que genera el consumo, el cual también genera residuos sólidos y el bienestar representado, por un medio ambiente en buenas condiciones. Dicho de una manera menos técnica: es la conciencia que se tiene de llegar a un punto de equilibrio con el entorno, en el cual el nivel de consumo, se realice de una manera más equiparable y se opte porque los residuos generados del consumo, continúen el ciclo de reutilización y se reduzca la cantidad producida de éstos, sin afectar el normal crecimiento de las economías, permitiendo, con esto, que el medio ambiente permanezca en condiciones saludables y su deterioro se reduzca.

Aún no es muy claro el inmenso valor que tiene, para el bienestar de los individuos, un medio ambiente limpio, sano y conservado, en parte porque todavía los deterioros ambientales no son graves. Por tanto, el costo de oportunidad de ambos bienes, se encuentra más inclinado hacia el bienestar que le genera a la sociedad el consumir aceleradamente bienes, sin pensar los daños que esto representa. De ahí, es central plantear la relevancia de generar conciencia de la importancia que tiene el medio ambiente, de modo que los individuos puedan enfrentar sus posibilidades de consumo, de manera más racional, para así, poder reducir la enorme brecha actual en el costo de oportunidad mencionado (consumo, generador de residuos/medio ambiente en buenas condiciones).

Aunque el consumismo se muestra como el gran generador de residuos sólidos en la sociedad, no es la abstención total, al consumo, la solución para esta problemática, debido a que el consumo es uno de los principales factores dinamizadores de la economía. Este conlleva a un crecimiento de la producción y del empleo, a su vez, genera, desarrollo y crecimiento económico.

Lo que se pretende, es buscar alternativas de solución del problema estructural que se ha venido planteando. Una de ellas, es la intervención de un ente regulador, en este caso el Estado, el cual debe poner especial atención a este objetivo. Del Estado, depende que este equilibrio se logre en la sociedad, por medio de la legislación. De este modo, impuestos o subsidios compensan los diferentes tipos de externalidades (positivas o negativas) generadas por la producción de los diferentes bienes de la economía, causantes de la gran acumulación de residuos.

Aunque, en la actualidad, se cuenta con legislaciones e instituciones que reconocen y tratan de contrarrestar el problema de los residuos sólidos, aún en el plano práctico, estos procesos se encuentran altamente rezagados en algunos países.

Es importante destacar el problema de residuos sólidos, como un problema común, el cual necesita una alta participación de toda la sociedad, en todos los escenarios de la comunidad; de lo contrario, se continuará con el sistemático proceso actual, que consiste en un mínimo esfuerzo, por parte de los ciudadanos y otro esfuerzo, también mínimo, por parte de las administraciones y las entidades que actualmente realizan estas labores.

Sin embargo, este problema no se ha dejado de lado en su totalidad. Algunos países del mundo, han desarrollado métodos para cuantificar el nivel de producción de residuos sólidos por persona. Igualmente, han aplicado políticas novedosas y efectivas, que han traído consigo beneficios para todos los agentes pertenecientes en una economía. En este sentido, se plantea que han sabido encontrar, de alguna manera, el equilibrio entre el costo de oportunidad que se viene planteando.

En Chile, por ejemplo, el creciente desarrollo de su economía, ha traído consigo un considerable aumento en la generación de estos residuos. En la década de los 60`s, la generación de residuos domiciliarios, alcanzaba los 0,2 a 0,5 Kg/habitante/día; hoy, en cambio, esta cifra se sitúa entre los 0,8 y 1,4 Kg/habitante/día . Así, se habla de un crecimiento porcentual aproximado de 180% en estos últimos 45 años.

En cuanto a la situación general, en relación con los residuos, EE.UU. es el país con la tasa de generación de residuos sólidos más alta: un promedio de 1.92 kg/día/hab. En algunas ciudades, la generación promedio alcanza los 3 kg/día/hab .

No obstante, la ciudad de Seattle, en el estado de Washington, es considerada como un ejemplo del ‘libre mercado’, en la gestión de los residuos sólidos urbanos.

Se trata de una ciudad, de tipo urbano, de más de 500.000 habitantes y una tasa de generación de residuos de 1.34 kg/día/hab. Tiene una tasa de reducción de 44%. En 1996, llegó a reciclar un 66%.

El sistema de recolección, incluyendo la recolección de materiales reciclables, se presenta, mediante contratos de la municipalidad con 2 empresas privadas, 32 con zonas exclusivas asignadas. Tiene un sistema de tarifas variables, pero la factura a los usuarios es emitida por el municipio, no por las empresas. Existen niveles mínimos de tarifas que deben pagarse, aunque no se genere basura. Los servicios de reciclaje, para los comercios, son provistos por compañías privadas. A pesar de que el reciclaje no es obligatorio, el sistema de tarifas genera un gran incentivo para el reciclaje.

Las tasas de participación, en el reciclaje, son muy altas, de más del 90%. La municipalidad repartió 50.000 recipientes, para realizar ‘home-composting’, y subvencionó grandes cantidades, a fin de promocionar esta actividad. La ciudad opera 2 estaciones de transferencia, promueve campañas educativas, genera información y análisis de datos, inspecciones, etc. La financiación de la gestión de los residuos sólidos se realiza, fundamentalmente, a través de las tarifas, aunque también existen fondos estatales (USD 300.000/año) .

En la última parte de la lista de ejemplos internacionales, de tratamiento de los residuos sólidos, se encuentra, Holanda, en donde, el 64% de los desechos recolectados se recicla, el 3% se confina y el 33% restante, se convierte en electricidad . Como puede observarse, este país es, a nivel internacional, el principal aprovechador de los desechos sólidos emitidos. Estas cifras son virtuosas y si las economías pequeñas del mundo adoptaran sus estrategias, éste sería un pilar fundamental, en lo que se refiere al desarrollo social, ambiental, económico y político sostenible de estos países.

Consecuentemente, el objetivo de mostrar estos ejemplos es generar una idea de que los desechos acumulados, diariamente en los países, son altamente aprovechables y que lo que se pretende, no es hacer descubrimientos avanzados en cuanto al aprovechamiento de esta materia, no dejando de lado este proceso, sino que solo se requiere reproducir estas actividades aprovechables, para acabar con ese excesivo problema de la alta acumulación de residuos sólidos, tanto en países, altamente desarrollados como en los países periféricos.

El desarrollo económico, y el crecimiento de la población, ha venido demandando la implementación de construcciones, con fines de vivienda en sitios antes impensables. Estos, cierran, cada vez más, las posibilidades de encontrar, en el futuro cercano, esta clase de espacios para enviar las basuras y olvidarse de ellas, como se hace actualmente, ya que a ningún individuo le agradaría tener un vecino con semejantes cualidades, las cuales representan, desde riesgos para la salud, hasta perjuicios estéticos, para la zona donde se encuentran. Estos sitios estarán reservados, para las personas de escasos recursos, que solo tienen la oportunidad de acceder a viviendas en zonas desvalorizadas.

Lo que se pretende, entonces, es poner en marcha soluciones sostenibles que puedan aumentar el porcentaje de desechos sólidos aprovechables. En otras palabras, reducir la cantidad de residuos sólidos llevados a los rellenos sanitarios. Para ello, se han desarrollado, a lo largo de la historia, mecanismos eficientes que han permitido, de alguna manera, generarle un beneficio al medio ambiente. La sección siguiente, describe estos mecanismos.

2. Mecanismos eficientes de aprovechamiento de residuos sólidos

2.2. El reciclaje

El reciclaje significa volver a usar, como materia prima, elementos utilizados y descartados anteriormente, para producir otros nuevos. Esa tarea permite una sensible disminución de los residuos, a la vez que ahorra enormes cantidades de agua y energía

Este proceso es bastante importante, ya que se pueden reutilizar desde papeles, cartones, plásticos, hasta pilas. Las pilas usadas, no son un residuo cualquiera. Son un residuo especial, toxico y peligroso, baterías y aceites sucios; sin dejar de lado la fracción de los residuos sólidos, pertenecientes a la materia orgánica, los cuales, son aprovechables casi en su totalidad.

2.3. El compostaje

Es el proceso biológico aeróbico, mediante el cual los microorganismos actúan sobre la materia, rápidamente biodegradable (restos de cosecha, excrementos de animales y residuos urbanos), permitiendo obtener «compost», abono excelente para la agricultura.

Es una alternativa que se ha desarrollado, de manera incipiente, en algunos lugares y regiones, y de manera más completa, en otras regiones de Latinoamérica y del mundo. Tal solución, se propone como una medida, altamente eficiente. Este proceso se da, principalmente, para aprovechar las fracciones orgánicas de los residuos sólidos. El compost, o mantillo, se puede definir como el resultado de un proceso de humificación de la materia orgánica, bajo condiciones controladas y en ausencia de suelo. El compost es un nutriente para el suelo, que mejora la estructura, ayuda a reducir la erosión y la absorción de agua y nutrientes, por parte de las plantas.

El compost es una alternativa viable, que depende de la cantidad, calidad y buena gestión de sus promotores. Puede aprovecharse, entre el 50 y 60% de los residuos sólidos ordinarios, en este producto. Sin embargo, la mayoria de los proyectos regionales, no han producido la atención requerid. Según los análisis, de Ortega y Cerliz en el estudio “lineamientos metodológicos para el manejo adecuado de compostaje, como tratamiento a los residuos sólidos urbanos orgánicos domiciliarios, los principales aspectos que, se evidencian en el fracaso de estos proyectos, es que éstos, fueron financiados por entidades públicas. Estas en su mayoría, dilatan el desembolso del dinero, lo cual interrumpe el normal funcionamiento de los procesos y se pierde efectividad. Además de no poder realizar un estudio de prefactibilidad completo, en el que se pueda visualizar el mercado de este producto, su proceso y distribución, permitiendo con esto, ejecutar los procesos satisfactoriamente.

De ahí, que se mantenga el sistema del relleno sanitario, como la alternativa final de mayor aceptación, sin avanzar en el análisis serio de otras propuestas tecnológicas, como plantas de producción de biomasa, termólisis, pirolisis o incineración, con recuperación de energía, sobre las cuales aún no se tienen muchos avances conceptuales, ni estudios de viabilidad técnica, ambiental y económica concluyentes. (Organización Panamericana de la Salud, 2002).

Por: Karen Tatiana Muñoz Velásquez y Anderson de Jesús Bedoya Osorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba