El robot que casi nadie quiere está por llegar

0001google-gadgets-car

Los fabricantes de automóviles y los gigantes tecnológicos, como la división Google de Alphabet Inc., han puesto grandes esperanzas en una rápida producción de los vehículos autónomos, que según dicen reducirán de manera drástica las muertes por accidentes de tránsito y eliminarán las congestiones de las grandes ciudades. Google, que recientemente anunció planes para expandir su flota de prueba con 100 minivans Chrysler Pacifica, pronostica que para 2020 la gente paseará en modelos robots. Boston Consulting Group dice que el mercado para la tecnología autónoma crecerá a 42 mil millones de dólares para 2025, y que los autos sin conductor podrían representar un cuarto de las ventas globales para 2035.

 

Sin volante ni pedales, así es el nuevo vehículo autónomo de Google

 

Todo esto depende de que la gente compre algo que actualmente no quiere. En el estudio Kelley Blue Book, 75 por ciento de las dos mil 76 personas encuestadas dijeron que no creen que alguna vez vayan a poseer un auto de conducción autónoma. En el estudio de EY, solo 40 por ciento podía imaginarse encendiendo el piloto automático, una función ya disponible en el utilitario deportivo y el sedán de Tesla y que llegará pronto a modelos de Audi, Volvo, Mercedes y Cadillac.

El mayor obstáculo

El miedo es el mayor obstáculo. Los consumidores que han soportado el colapso de sus computadoras como parte de la vida cotidiana son cautelosos cuando se trata de confiar su seguridad a un programa informático.

Los autos sin conductor harán más seguras las calles, son mas eficientes y mucho mas ecológicos ya que utilizan motores electricos en lugar del contaminante petroleo y sus derivados.

Estas list@ para dejar el volante a un robot?

Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba