Gastar dinero en experiencias, como viajes o una cena romántica, nos hace más felices que las compras materiales

001tristeza

Nuevamente la ciencia confirma lo que los ecologistas venimos proponiendo desde hace años; el consumo te consume y peor aún no te hace feliz.

La espera de una experiencia provoca considerablemente más felicidad y emoción que esperar algo material; así lo concluye el estudio publicado en la revista ‘Personality and Social Psychology Bulletin‘ y presentado en el simposio ‘Dinero feliz 2.0: nuevos conocimientos sobre la relación entre el dinero y el bienestar’. «El período de anticipación [de las compras experienciales] tiende a ser más agradable y menos teñido de la impaciencia relacionada con las compras materiales», explica el investigador principal del estudio, Amit Kumar.

 

La felicidad no es el consumo ni el desarrollismo

 

Los autores del estudio sugieren que los resultados de la investigación podrían ayudar a reducir las compras excesivas y la adicción a comprar, así como reorientar la manera de gastar de los consumidores, reorientándolos para que gasten menos en objetos materiales y más en experiencias. Así, los científicos aconsejan planificar con tiempo las vacaciones, las cenas y la asistencia a eventos culturales para aprovechar ofertas.

 

El consumo humano durante una vida y el impacto que cada persona tiene sobre los demás y sobre el planeta

No obstante, el estudio también ha demostrado que tanto la riqueza material como la experiencial tienden a reducir la capacidad de las personas de valorar las alegrías y las experiencias sencillas. De acuerdo con los investigadores, la riqueza y la abundancia pueden reducir las emociones positivas y mermar nuestra capacidad para apreciar las cosas.

Fuente: Medical Daily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba