La inevitable transición hacia una economia verde no es solo un imperativo ecológico sino económico

La inevitable transición hacia una sociedad de bajo consumo de Carbono o «verde», como empieza a llamarse, no es solo un imperativo ecológico sino económico, según defiende la campaña global «TckTckTck» contra el Cambio Climático que hoy organizó un foro sobre la próxima Cumbre del Clima en Durban.

En la mayoría de los debates económicos se espera que las decisiones políticas que permitan una inversión en infraestructura «verde» lleguen pronto.

El cambio es necesario por razones económicas. El costo del cambio climático, si no se mitiga, será mucho más grande que cualquier inversión pública o privada, por abultada que parezca ahora.

Son los gobiernos, los que deben dar el primer paso e identificar objetivos y estrategias de inversión que puedan seguirse desde el sector privado.

Los retrasos en tomar las decisiones necesarias y adoptar la legislación pertinente no son buenos para los inversores, que ya se preguntan qué pasará en el futuro.

La inversión en proyectos de energías renovables, a diferencia de las inversiones tradicionales, necesitan políticas concretas de desarrollo que aún no llegan de forma ordenada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba