Lo que contamina internet

Por: Daniel Galilea. Las tecnologías de la información ocasionan el dos por ciento de las emisiones gases que contribuyen al efecto invernadero según un estudio.
¿Sabía que un sólo correo electrónico que va acompañado de un archivo adjunto, y que es leído por varias personas durante cinco minutos puede llegar a producir una polución equivalente a 19 gramos de dióxido de carbono o CO2?.

¿Sospechaba que realizar apenas dos consultas en Google equivale a hervir agua en una tetera, generando 15 gramos de CO2? .

Parecen unas cantidades exiguas de contaminación, pero multiplique esos pocos gramos de CO2 por los millones de emails que circulan diariamente y la infinidad de búsquedas de información que realizan en la Red, y nos encontraremos con una respetable cantidad de toneladas de unos de los gases que más contribuyen al efecto invernadero y al calentamiento global.

Y no sólo los correos electrónicos tienen un impacto ecológico insospechado. Las visitas a las páginas web en Internet, así como las trasmisiones de datos de un soporte electrónico a otro mediante memorias portátiles también ponen su granito de arena, en ese árido desierto en el que el cambio climático amenaza con convertir a vastas regiones del planeta.

Y no sólo la electrónica de las aparentemente inocuas tecnologías de la información (TIC) ayuda a ensuciar la atmósfera. La llamada “electricidad limpia”, es decir la que generan las centrales hidroeléctricas emiten a la atmósfera partículas de metano, un gas que contribuye más al calentamiento global que el propio dióxido de carbono.

El dióxido de carbono, un gas incoloro, inodoro e incombustible que se encuentra en baja concentración en el aire, se genera, además de por algunos procesos naturales como la fermentación, al quemarse cualquier sustancia que contenga carbono, como los combustibles fósiles utilizados en infinidad de actividades humanas, como el transporte o la industria.

Los científicos consideran al CO2 como el principal gas que contribuye al cambio climático, o calentamiento progresivo del planeta, un proceso que podría generar catástrofes ambientales de todo tipo y efectos devastadores, como huracanes, tsunamis, terremotos, erupciones volcánicas, tormentas intensas, inundaciones, sequías.

Según la Agencia para el Medio Ambiente y el Control de la Energía (ADEME, según sus siglas en francés) un correo electrónico con un archivo adjunto de un ‘megaoctect’ (Mo), que leen varios usuarios durante cinco minutos, cada uno en su respectivo ordenador, puede generar el equivalente de 19 gramos de CO2.

Un ‘megaoctet’ equivale a un millón de ‘octets’. Un ‘octet’ es una unidad de información digital utilizada en informática y telecomunicaciones que equivale a ocho bits.

2 comentarios en “Lo que contamina internet”

  1. Bueno…que haremos pues, el mundo sin internet como funcionaria, los que viven del internet que comerian, las empresas todas digo todas funcionan por la inter…, los científicos los ambientalistas viven del internet. Que haremos, igual el petroleo y sus derivados son contaminantes pero creo que seis de cada diez personas en el mundo vive del petroleo que haremos???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba