Salvar la Madre Tierra, un mensaje que deja la pandemia

La Madre Tierra a tomado un respiro durante las restricciones de las actividades humanas por la Covid-19.

En este contexto disminuyó la contaminación en varias ciudades, los cielos están cada vez más azules; se pueden ver montañas en la distancia; las aguas de ríos, embalses y mares son claras con peces visibles; muchos animales aparen a la luz del día; y pájaros reales estaban tuiteando (trinando).

Hay quienes creen que el cambio climático y el impacto del calentamiento global son exagerados. Estados Unidos, bajo el presidente Donald Trump, se retiró de la Convención Marco de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático. Quienes vivimos en este planeta sabemos que el cambio climático es real.

La lluvia es menor, el calor es más intenso, los huracanes son más violentos y el nivel del mar está aumentando.

Es conocido que los recursos no son infinitos, la flora y la fauna están en peligro y se extinguen, y con actividades humanas drásticamente reducidas, con menos automóviles en las carreteras, aviones en el aire y humo saliendo de las chimeneas y menos desechos, el aire y las aguas se han despejado.

La tierra se ha asentado, enseñando a la humanidad que se beneficiaría enormemente de un cambio de actitud y políticas.

A partir de ahora nuestros países requieren evaluaciones de impacto ambiental para los acuerdos comerciales, teniendo en cuenta que el cambio climático no figura en el programa de trabajo de la Organización Mundial del Comerci (OMC).

El consumismo y la producción de productos de poca calidad y duración, también en el ámbito de las tecnologías de comunicación, deben revisarse.

Asimismo en los plásticos que, incluso con la prohibición de los de un solo uso, sin un reciclaje adecuado, siguen siendo un problema ambiental masivo.

A medida que envejezco, me doy cuenta de que muchas de las cosas adquiridas no son necesarias. Podríamos volver a tener bienes duraderos, reutilizables y reparables.

Entonces, a medida que los humanos buscamos terminar con las restricciones de COVID-19, acelerar las economías y regresar a nuestras vidas normales, ¿no sería maravilloso si pudiéramos prestar atención al mensaje de la Madre Tierra y abordar los problemas del medio ambiente y el cambio climático para lograr un verdadero desarrollo sostenible!.

Sin embargo, se está debatiendo sobre la situación posterior a la Covid-19 y en cualquier foro, con o sin algunos actores claves, el medio ambiente y el cambio climático no están en las discusiones.

De hecho, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y otros han señalado que el abuso continuo del planeta y las desigualdades generadas contribuyeron a la propagación de la Covid-19.

Todavía no hemos encontrado otro planeta habitable. Es de nuestro interés salvar este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba