China y EEUU llegan a un acuerdo para limitar la emisión de gases efecto invernadero

gty_barack_obama_xi_jinping_diarioecologia

Que buena noticia. Los dos países más contaminantes del mundo acuerdan recortar emisiones de gases de efecto invernadero. El pacto busca arrastrar a otros países para lograr un acuerdo global en París en 2015. Finalmente ha ocurrido lo que debió pasar hace muchos años, solo esperemos que no sea demasiado tarde y que los compromisos sean realmete vinculantes y significativos de ser así, éste podría ser un acuerdo histórico.

Los presidentes de China y Estados Unidos, Xi Jinping y Barack Obama, respectivamente, han alcanzado un acuerdo histórico para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, lo que supone el primer paso del gobierno de Pekín para limitar las emisiones de carbono, y por tanto asumir un compromiso serio en relación al cambio climático.
China, el principal emisor a nivel mundial de gases de efecto invernadero, se ha comprometido a rebajar sus emisiones para el año 2030, asimismo, el presidente chino ha anunciado que para entonces un 20% de la energía producida en el país, procederá de fuentes renovables.

Por su parte, Obama ha anunciado que las autoridades estadounidenses tendrán como objetivo recortar en 2025 entre un 26 y un 28 por ciento sus emisiones respecto a las de 2005, lo que supondría doblar el recorte previsto entre 2005 y 2020.

Ambos países emiten de forma conjunta cerca del 40 por ciento de las emisiones de efecto invernadero a nivel mundial, por lo que el compromiso podría relanzar las conversaciones para establecer nuevos compromisos más allá de 2020 en las reuniones previstas en París para el próximo año 2015 donde se prevé renovar el acuerdo relativo al Protocolo de Kyoto, acuerdo que EEUU no ratificó.

Este acuerdo entre ambos países llega tras varios meses de negociaciones y coincidiendo con la reciente publicación del último informe de Naciones Unidas en el que se confirmaban los efectos del cambio climático y del calentamiento global como un hecho inequívoco y se instaba a los líderes mundiales a llegar a un acuerdo con urgencia con el fin de eliminar las emisiones de gases para el año 2100.

Cierto o no, este compromiso es de crucial importancia en la lucha contra el calentamiento global porque China es el primer emisor de gases de efecto invernadero y EE.UU. el segundo, sumando entre ambos un 45 por ciento del total en el mundo. Además, supone un impulso a las negociaciones previas a la cumbre sobre el cambio climático prevista para diciembre del próximo año en París, que establecerá los nuevos objetivos de reducción de la contaminación para después de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba