El 24 de junio de 1911 nacio Ernesto Sabato

Ernesto Sábato representa un fenómeno muy particular a nivel humano y literario. Formado desde muy joven en el ámbito de las Ciencias Duras (la Matemática y la Física) estuvo signado por una constante búsqueda y revisión crítica de su propia postura política y de vida, revisión que marcó el profundo y definitivo viraje hacia la Literatura.

Siempre defendió ferozmente, más allá de partidismos y posturas políticas, valores éticos como la dignidad del hombre, la libertad de expresión, la democracia. No perteneció a escuela estética o literaria alguna. Se mantuvo ajeno a todo tipo de afiliaciones artísticas.
Hombre y escritor constituyen una unidad indisoluble en Sábato. En innumerables ocasiones, sobre todo en reportajes, declaro su no filiación a la categoría de «literato», hombre de letras. Se identificó como un hombre que ha encontrado en la escritura una vía para canalizar su angustia, sus interrogantes. Escribió para continuar vivo, para no morir.

En el Arte, particularmente en la Literatura, encontró un espacio de expresión y de denuncia de lo que considera la escisión del hombre contemporáneo. Así mismo, su compromiso político le valió no pocos críticos y detractores. Esta conjunción de Literatura y vida está presente en sus textos, entre los que se encuentran novelas, ensayos, numerosísimos artículos, entrevistas y memorias.

Día a día, en ámbitos diversos y hasta opuestos, la obra de Sábato sigue siendo discutida, analizada, confrontada. Es que Sábato integra en la actualidad, sin duda alguna, esa posmodernidad americana que, lejos de ser deconstructiva es instauradora de sentidos.

Ernesto Sabato era un amante de la naturaleza, el medio ambiente y la ecologia. En 2002 presenta su fundación. Bien podría llamarse el gran fogón de la solidaridad, que reunirá, más allá de sus brasas, el ánimo de ayuda de pensadores, científicos, profesores, artistas y por sobre todo de voluntarios. Será en una unión que desde el inicio aparece con aspiraciones fundamentales para las necesidades del país, no sólo por los planes que incluye, sino por la gente que se alineó en lo que se llamará Fundación Ernesto Sabato, con él mismo al frente del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba