Eucaliptos arco iris: El árbol más bello del mundo

Todos los árboles son preciosos y cada uno tiene su particular belleza, pero lo que hace especial al eucalipto arco iris es su paleta de colores que lo hace increiblemente colorido.

Los eucaliptos arco iris parecen sacados de un cuento de hadas, pero son reales y se encuentran en las selvas tropicales de Asia.

Cuando el eucalipto arco iris (Eucalyptus deglupta) se desprende de su corteza, revela una capa interior de color verde neón. Con el tiempo, esta capa se oxida y se convierte en una increíble paleta de colores: rojos, naranjas, azules, rosas y morados brillantes.

Fuera de sus tierras nativas, la mayoría de los eucaliptos se consideran, con razón, una plaga invasora. Una de las muchas razones es que a menudo hacen que el suelo sea menos fértil, ya que la hojarasca tarda mucho en descomponerse.

Pero la razón es la falta del amigo mutualista del árbol, el koala.

La hojarasca de los eucaliptos tiene una relación inusualmente baja de nitrógeno y carbono (el nitrógeno es utilizado por los microbios para ayudar a descomponer la materia orgánica).

Pero en su ecosistema nativo, el koala se sienta en los árboles a comer las hojas y luego las orina y defeca. Esto proporciona una fuente natural perfecta de nitrógeno desde lo alto.

Otros marsupiales, como el paddymelon, llegan por la noche y se revuelven en la hojarasca mientras buscan esporas de hongos subterráneos para picar.

Así que los koalas y otros marsupiales actúan básicamente como restauradores naturales del suelo manteniendo en equilibrio los ecosistemas.

Ir arriba