La empresa que intoxicó a media Europa pagará 652 millones de dólares de multa

Aunque debido a la magnitud de la contaminación producida por esta empresa, la suma que ha sido sentenciada a pagar nos parece muy poca, debemos admitir que al menos crea un precedente positivo que obligará a otras empresas a mantener controles mas estrictos para evitar catastrofes de este tipo.

Un año después de una de las tragedias ecológicas más graves de Europa, el vértido de 1,1 millones de metros cúbicos de ‘barro rojo’ en Hungría, la empresa húngara MAL Zrt responsable de la catástrofe ha sido sentenciada a pagar una multa de 135.100 millones de florines (652,4 millones de dólares estadounidenses). En esta suma las autoridades locales estimaron el daño que la firma había causado al medio ambiente.

La noche del 4 al 5 de octubre de 2010 en la planta de aluminio Ajkai Timfoldgyar, propiedad de MAL Zrt, se produjo una fuga de lodo tóxico corrosivo, saturado de metales pesados como hierro, arsénico y silicio. La rotura del muro de contención de la balsa provocó una marea roja tóxica que inundó unos 40 km2 de la comarca que se encuentra a unos 160 km al oeste de la capital de Hungría, Budapest. En varios pueblos de la zona el nivel de los vertidos llegó a alcanzar los dos metros.

La catástrofe causó 10 muertos y 150 heridos, con lesiones y quemaduras de diferentes grados de gravedad. Las consecuencias a largo plazo todavía no son predecibles: los residuos tóxicos contaminaron varios ríos menores y llegaron al Danubio. Desde allí, los metales pesados alcanzaron el mar Negro. Asimismo, aparte de Hungría, resultaron afectados siete países más: Serbia, Croacia, Rumanía, Eslovaquia, Bulgaria, Moldavia y Ucrania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba