Leonardo DiCaprio, un ecologista eternamente olvidado por Hollywood

Por: Amalia Enríquez. A pesar de esa cara de querubín que se resiste a envejecer, Leo se ha convertido con los años en un actor al que los veteranos de su gremio reconocen su evidente talento y los mejores directores se “pelean” por tenerle a sus órdenes. Cuando consiguió un status privilegiado en el “star system” del cine, DiCaprio se lanzó a la aventura de defender el cambio climático. Colabora habitualmente con Al Gore en su cruzada, a petición de su amigo Orlando Bloom ha prologado el libro ANTARTICA y ha rodado LA HORA 11,su propio documental sobre la causa.

“Creo que una de las ventajas de ser popular es que nuestra voz llega con más facilidad y fuerza a la gente”, comenta cuando abordas con él el tema de la “ola verde” que invade Hollywood.”Tal vez nosotros tenemos más fácil la concienciación de la gente. Sin duda, el que más mérito tiene de todos es Robert Redford. El lleva más de treinta años en la batalla ecológica, incluso ha creado un canal ambiental en televisión. No sé si conseguiré lo mismo, pero no quiero quedarme con la duda de no haberlo intentado”.

Suele ocurrir. Las nominaciones a los premios no suelen contentar a todos. Las de los Oscar (anunciadas esta semana) nos han dejado algunas sorpresas y unas cuantas ausencias. Se vislumbra el interés de Hollywood para que Clooney tenga un Oscar en sus vitrinas, Meryl Streep consiga merecidamente su tercera estatuilla y Martin Scorsese reciba un buen reconocimiento a su inagotable talento, aunque la sombra de THE ARTIST es alargada y puede dar la campanada. Sin embargo, la ausencia de Leonardo DiCaprio en esas nominaciones es, a mi juicio, significativa.

No logro explicarme la animadversión de Hollywood hacia el actor californiano. No alcanzo a imaginar qué tiene que hacer o a quién debe ya interpretar para demostrar que, hace tiempo, que ha dejado de ser el ídolo rubio de adolescentes para convertirse en un actor solvente y de un talento reconocido por directores y algunos sectores de la meca del cine.

por Clint Eastwood (otro de los olvidados en las nominaciones de este año), el actor soporta el peso de una genial transformación -más que interpretación- que ha pasado desapercibida para los académicos ahora y para la prensa extranjera hace unos días, que le nominó pero premió a George Clooney por su interpretación en LOS DESCENDIENTES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba