Algo bueno está pasando en Uruguay y todos deberíamos seguirlos

La Agencia Internacional de Energía (IEA) ubicó a Uruguay en el cuarto lugar en el mundo y en el primero en Latinoamérica en generación en base a energía eólica y fotovoltaica durante el último año.

De esa forma el país fue situado según la organización internacional creada por la OCDE por detrás de países como Dinamarca, Lituania y Luxemburgo, quedando por encima de Alemania y otros países del norte de Europa.

El único país sudamericano que acompaña a Uruguay en los primeros lugares es Chile, que se posicionó en el puesto número 20. Según el índice, Uruguay genera 35% de su energía en forma eólica y alrededor de 3% vía paneles solares.

Durante 2018 el 97% de la electricidad producida en el país fue en base a fuentes renovables, si se suma la energía hidráulica y la biomasa (provenientes de las pasteras Montes del Plata y UPM). En 2017, el porcentaje fue aún mayor al alcanzar aproximadamente 98%.

Lo mas sorprendente es que si se toma en cuenta solo la energía eólica producida, Uruguay se podría haber ubicado en el tercer lugar.

En Uruguay se priorizó la energía eólica porque se tienen buenos vientos y aunque tiene una buena variación solar, no es el mejor recurso para los costos que tiene esa tecnología –en referencia a los paneles solares–. Uruguay es visto como un referente internacional tanto por el porcentaje que tiene en renovables como por la forma en que se hizo el proceso de transformación, con licitaciones competitivas.

Que opinas?