Así será el nuevo SUV eléctrico de Audi

audi-e-tron-quattro

Un futuro con menos combustibles fósiles pasa por los autos eléctricos, muchas empresas lo han entendido y han empezado a desarrollar sus primeras versiones de vehículos que no usan petróleo ni ninguno de sus derivados.

En un mercado que cada vez apunta más hacia los vehículos eléctricos, Audi no pretende quedarse atrás, y mucho menos en un segmento tan suculento como es el mundo de los SUV. Por ello, se ha asociado con las compañías LG y Samsung para desarrollar una nueva batería para coches eléctricos.

El objetivo de la marca es sacar al mercado un SUV totalmente eléctrico, que ofrezca el placer de conducción y las prestaciones que cualquiera esperaría de un Audi, pero libre de emisiones y, por tanto, respetuoso con el medioambiente.

El e-tron, un SUV deportivo, de propulsión eléctrica, que estará listo para pasar a la fase de producción en 2018, está diseñado bajo la filosofía «Aerosthetics», que aúna diseño y aerodinámica para conseguir los mejores resultados posibles. Eso significa que el propio diseño del vehículo incorpora elementos estéticos que, a su vez, están ahí para conseguir una menor resistencia al viento. Para este fin, el Concept de Audi incorpora elementos móviles en la parte frontal, lateral y trasera, que permiten dirigir mejor el flujo de aire alrededor de la carrocería.

El excelente coeficiente aerodinámico conseguido, de tan solo 0,25 Cx, lo sitúa como el SUV más aerodinámico, a la vez que es un punto clave para conseguir una mayor autonomía que, con este prototipo, estaría situada por encima de los 500km.

Diseñado sobre la plataforma modular longitudinal de segunda generación, el e-tron está en un punto medio entre el Q5 y el Q7 en cuanto a longitud, y su interior está pensado para cuatro pasajeros. La batería de iones de litio está situada entre los dos ejes, por debajo del espacio de los pasajeros, de forma que también ayuda a conseguir un centro de gravedad muy bajo y un reparto de pesos ejemplar. Tres motores eléctricos, uno situado en el eje delantero, y dos en el trasero, permiten el perfecto funcionamiento de la tracción Quattro, haciendo que conducir sea un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba