Birmania suspende polémico proyecto de represa

El gobierno de Myanmar decidió suspender un polémico proyecto de represa gigante financiado por China tras unas protestas populares bastante infrecuentes en el país.
El Presidente, Thein Sein, dijo a los parlamentarios que la construcción de la represa de Myitsone, sobre el río Irrawaddy, en el norteño estado de Kachin, sería suspendida hasta el final del mandato del gobierno actual y que éste debe «respetar la voluntad del pueblo».

La célebre dirigente democrática de Myanmar, Aung San Suu Kyi, había unido fuerzas con ambientalistas y grupos étnicos minoritarios para solicitar un nuevo análisis al proyecto que se llevaría a cabo sobre el principal curso fluvial del país.

Los activistas indicaron que la presa provocaría el desplazamiento de muchos habitantes de localidades y causaría daños a la ecología en esta importante fuente de alimentos del país. Además, el proyecto inundaría una zona del tamaño de Singapur.

La terminación de la represa de Myitsone estaba agendada para 2017, y debía ocupar el lugar 15° entre las más grandes del mundo. Debía producir 3.600 megawatts, y proveería energía no sólo a Myanmar, sino también a la vecina China, que realizó las inversiones a través de la Corporación para las Inversiones en Energía (CPI Group).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba