Detroit se asoma al abismo

Otro excelente post del muy recomendado blog solar de Jumanji:

Hubo un tiempo no muy lejano en el que General Motors era envidiada, un gigante industrial que daba empleo a un ejército de trabajadores, la columna vertebral de la clase media en EE UU. Hoy, la más grande de las tres empresas automovilísticas de Detroit está al borde del colapso por la presión competitiva de fabricantes extranjeros, la caída de las ventas y el impacto de la crisis financiera. Y amenaza con llevarse por delante a sus dos competidoras, Chrysler y Ford, así como a suministradores y distribuidores. El sector debe transformarse para sobrevivir. Pero no se conseguirá con una simple inyección de dinero público, sino con sacrificios.

Continúa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba