El papel del metano como elemento clave en el calentamiento global es más crítico de lo que se pensaba

A medida que continúa la expansión del gas pizarra, gas de esquisto o gas de lutita, la atmósfera recibe más metano, lo que contribuye a agravar el problema de los gases invernadero. Un profesor de ecología de la Universidad de Cornell, en Nueva York, teme que no nos queden muchos años para llegar a un punto de inflexión medioambiental y al desastre.

«Debemos controlar el metano sin más demora, y el gas natural es la fuente de contaminación por metano más extensa de Estados Unidos», afirmó Robert Howarth, profesor de Ecología y Biología medioambiental del centro David R. Atkinson, que explica que la Tierra puede llegar a un punto sin retorno si la temperatura media global aumenta de 1.5 a 2 grados centígrados en las próximas décadas. «Si llegamos a un punto de inflexión climática debido al metano, nuestro problema con el dióxido de carbono será irrelevante. Tenemos que centrarnos en el metano o en una catástrofe que cada vez presenta más riesgos a nivel global».

El gas natural es una fuente importante de metano atmosférico. El «forzamiento radiativo», una medida de calor atrapada en la atmósfera de la Tierra procedente de gases invernadero generados por el hombre. Afirma que el papel actual del metano está aumentando y contribuyendo con más de un 40 por ciento del forzamiento radiativo actual procedente de todos los gases invernadero, según los últimos datos del Panel intergubernamental sobre el cambio climático.

El papel del metano como elemento clave en el calentamiento global es incluso más crítico que lo que pueda indicar este 40 por ciento. El sistema climático responde mucho más rápido ante la reducción del metano que a la del dióxido de carbono. Si la sociedad controlase de forma más rigurosa las emisiones de dióxido de carbono, pero ignorase las emisiones de metano, el planeta aumentaría peligrosamente su temperatura de 1.5 a 2 grados centígrados en un plazo de 15 a 35 años. Al reducir las emisiones de metano, la sociedad se garantiza algunas décadas críticas más de temperaturas más bajas.
La sociedad necesita desengancharse cuanto antes de la adicción a los combustibles fósiles. Pero no basta con sustituir algunos combustibles fósiles (carbón, petróleo) por otros (gas natural) para enfrentarse al calentamiento global. En lugar de eso, deberíamos aprovechar las tecnologías del siglo XXI y hacer que nuestros sistemas energéticos dependan de la energía eólica, solar e hídrica.

En su último trabajo, Howarth afirma que a las sociedades se les ha acabado el tiempo y deben intentar lograr cambios tecnológicos ahora para conseguir una energía sostenible. Considera que «si podemos controlar el metano, aún estamos a tiempo de cambiar el curso de los acontecimientos».
Fuente «Control methane now, greenhouse gas expert warns

1 comentario en “El papel del metano como elemento clave en el calentamiento global es más crítico de lo que se pensaba”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba