Los duques de Cambridge abandonan palacio tras la boda real en un auto clásico y ecológico

coche-de-novios

Tras la pompa y la ceremonia de su día de bodas, el duque y la duquesa de Cambridge cambiaron sus limusinas y carruajes tirados por caballos por un elegante convertible Aston Martin de los 60 para hacer el corto viaje desde el Palacio de Buckingham a Clarence House la tarde del viernes.

La pareja saludó y sonrió mientras se dirigían a bordo del Volante DB6 1969, con una gran L roja de plástico en el parachoques delantero, que es comúnmente utilizada por las parejas de recién casados en Reino Unido en los autos que los conducen a su luna de miel.

El auto, propiedad del padre del duque, el Príncipe de Gales, ha sido tranformado para funcionar con bioetanol producido a partir de vino, fue seguido de cerca por un Range Rover negro que llevaba a oficiales responsables de la protección real.

El Aston Martin fue un regalo al príncipe Carlos por su cumpleaños 21, por parte de sus padres la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, y es similar al que se hizo famoso por las anteriores películas de James Bond.

El príncipe, un activista ambiental respetado, transformó el coche en 2008 para que funcionara 100% con combustible de bioetanol destilado de sobrantes de vino británico .

Un helicóptero de búsqueda y rescate también realizó un vuelo al mismo tiempo. El ya duque es un piloto en servicio de Búsqueda y Rescate, con base en Anglesey, Gales– el helicóptero fue piloteado por miembros del Escuadrón B Vuelo 22, el mismo del que el duque es miembro.

Finalmente, luego de 10 años de relación, hoy se casaron el príncipe Guillermo de Gales (William) y su novia, ahora princesa, Catherine Middleton (Kate); quienes llegaron hasta la Abadía de Westminster para protagonizar la boda llamada por muchos el mayor evento de los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba