Mercedes-Benz Clase B F-CELL

mercedesbenzb

El Mercedes-Benz Clase B F-CELL es un vehículo propulsado por un motor eléctrico que se alimenta a través de una pila de combustible. Ésta funciona con hidrógeno (H2) en estado gaseoso.

Estará disponible desde 2015 en diferentes mercados europeos siempre que los países cuenten con la infraestructura necesaria para que los conductores puedan recargar el depósito de hidrógeno.

En 2012 habrá una pequeña serie de 200 unidades en algunos países del norte de Europa como Alemania o Noruega. Desde 2010 ya circulan 16 Clase B F-CELL en Alemania, donde existen 30 estaciones de recarga —7 de ellas públicas—.

El motor eléctrico tiene una potencia máxima de 100 kW (136 CV) y un par máximo de 320 Nm. El Clase B F-CELL alcanza una velocidad máxima de 180 km/h. Además de la pila de combustible, el motor eléctrico recibe energía de una batería de iones de litio (más información técnica). Actúa como overboost cuando se requiere la máxima aceleración y, en el caso de que se agoten las reservas de hidrógeno, permite que el Clase B F-CELL pueda seguir circulando durante 12 km más. La autonomía total del Clase B F-CELL es de unos 400 km —en las mejores circunstancias—.

El Clase B F-CELL se conduce de igual forma que cualquier otra versión del Clase B. La única manera de saber que el motor es eléctrico y funciona con hidrógeno es por el (poco) sonido que llega al habitáculo. Es prácticamente inaudible. Si se pisa el acelerador con contundencia, reacciona suavemente pero aumenta la velocidad progresiva y rápidamente (más información en las impresiones de conducción).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba