Retrasan soluciones para el cuidado del medio ambiente

Grandes diferencias e intereses económicos impidieron que los representantes de 190 países llegaran a un acuerdo sobre las medidas para reducir las emisiones de gases invernadero y su responsabilidad sobre el calentamiento global.

Tras no asumir alguna posición definitiva en la Conferencia sobre el Cambio Climático, de 10 días, que las Naciones Unidas organizó en Poznan, Polonia, lo único que se dejó ver fueron las divergencias entre países ricos y pobres frente a las medidas que se deberían tomar en el ámbito internacional para hacer frente al deterioro del planeta.

Por ejemplo, sobre cuál debe ser la proporción de emisiones que debe reducir cada país, si 20 o 30 por ciento. O incluso, la magnitud de la inversión en energías renovables que deben hacer.

Los países emergentes como México tomaron un rol fundamental. Y es que mientras China, India y Brasil dudan de la eficacia de las medidas ambientales planteadas por los países de la Unión Europea y del mundo rico, Estados Unidos, quien no firmó el Protocolo de Kioto, no mostró un gran interés por reducir su propia contaminación.

Asistentes a las mesas de discusión afirmaron que no se llegará a una solución global, hasta que el próximo presidente estadunidense, Barack Obama, asuma su cargo de forma oficial, y pueda tomar decisiones económicas.

El objetivo de la reunión en la ciudad polaca fue prolongar el Protocolo de Kioto, que expira en 2012, y para que todos los países puedan ratificarlo a tiempo, la comunidad internacional se comprometió el año pasado en Bali, Indonesia, para cerrar el acuerdo en la conferencia de diciembre de 2009 en Copenhague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba