Nicaragua sufre los efectos devastadores del cambio climático

Con saldo superior a los 134 mil 500 damnificados en apenas 10 días, Nicaragua continúa hoy bajo los efectos de un fenómeno meteorológico atípico que los expertos asocian al cambio climático global.

Aunque la actual temporada del año suele caracterizarse por el incremento de las lluvias, las producidas durante el presente mes resultan particularmente intensas y colocan a esta nación centroamericana frente a mayores riesgos de deslaves e inundaciones por la saturación de los suelos.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales pronosticó al menos una semana más de precipitaciones a causa del evento caracterizado por «su persistencia y naturaleza errática».

Debido a la contingencia, los gobiernos regionales y municipales mantienen en activo los Comités de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, en gestión cojunta con el gobierno central, a fin de atender las necesidades más apremiantes de las familias.

La decisión fue ratificada ayer en encuentro del presidente Daniel Ortega con los alcaldes de los 153 municipios, a fin de coordinar esfuerzos y enrumbar el proceso de mitigación de los estragos.

El mandatario confirmó que Nicaragua recibirá el apoyo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), así como los donativos de distintos países e instituciones internacionales.

En lo inmediato, dijo, lo que hicimos fue echar mano a los recursos del gobierno central, las alcaldías e instituciones del Estado, con el propósito de enfrentar las necesidades más urgentes por el Estado de Calamidad y Desastre en el territorio nacional.

Pero tenemos el privilegio de ser parte del ALBA y eso nos permite contar con la disponibilidad de recursos, a los cuales podemos acceder en condiciones muy flexibles, y estamos trabajando en la creación de un fondo con ese objetivo, explicó el líder sandinista.

Dicho financiamiento, destacó, tiene que ver con la generosidad de la revolución bolivariana de Venezuela y de su presidente, Hugo Chávez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba